Cloud: La Transformación Digital de las PYMEs ya comenzó

Si leemos la prensa tecnológica especializada, asistimos a conferencias sectoriales o recibimos mensajes de los proveedores TI, habremos observado que de un tiempo a esta parte todos utilizan de manera recurrente el concepto Transformación Digital. Se invita constantemente a las empresas a transformarse digitalmente como única vía para asegurar su competitividad en el escenario económico y social actual. Sin embargo, muchas Pymes no se sienten aludidas y piensan que “esas son cosas de grandes empresas”.

El problema es que tal y como se plantea frecuentemente, da la impresión de que se propone un cambio demasiado brusco y la utilización de tecnologías muy complejas. Estas dos apreciaciones hacen que numerosas empresas asuman que “la cosa digital” no va con ellas. Sin embargo, aunque no se hayan parado a pensar en ello, lo cierto es que las Pymes llevan ya muchos años inmersas en una transformación digital en la que el último hito es el nuevo paradigma Cloud. Una nueva etapa que brinda a todas las empresas, independientemente del tamaño, la posibilidad de acceder a recursos TI que antes difícilmente podían encajar en sus presupuestos.

En realidad, la transformación digital surgió en el mismo momento en que nació la informática, y se refiere como concepto a la forma en que se generan, almacenan e interrelacionan los datos. Desde que en los años 70-80 las empresas empezaron a informatizarse (implantación de aplicaciones, servidores…), no han parado de transformarse digitalmente. De manera que es un proceso continuo que, de vez en cuando, se acelera por el surgimiento de tecnologías disruptivas. Es el caso de Internet, cuya aparición hace 25 años modificó muchas operativas empresariales gracias a la facilidad de conexión remota que ofrecía, el email, la creación de páginas web como arma comercial, etc.

La irrupción del Cloud es la tercera ola de esa transformación digital y, como las anteriores, será surfeada, tarde o temprano, prácticamente por todas las empresas; porque está al alcance de todas, y porque sus muchos beneficios no pueden ser desaprovechados. La tecnología Cloud ha hecho posible el SaaS (Software as a Service), un modelo que democratiza el acceso a los programas de gestión empresarial mediante, simplemente, su consumo inmediato vía web y el pago de cuotas mensuales a modo de alquiler. Libera a las Pymes de la incertidumbre de hacer en bloque grandes desembolsos en software y en toda la infraestructura hardware vinculada a este.

El atractivo y el éxito del SaaS reside en su robustez tecnológica, que es consecuencia de la madurez actual de la tecnología Cloud, y en su capacidad para dar respuesta a los retos que ha planteado la crisis en el tejido empresarial; esto es, poder hacer las inversiones productivas que se requieren, pero en un escenario de presupuestos constreñidos e incertidumbre de mercado con cambios continuos en la demanda. Hoy en día queda poco margen para la improvisación. En esta nueva realidad, contar con un ERP para monitorizar y planificar cada una de las operativas es imprescindible si se quiere ser competitivo. El modelo SaaS permite pagar y utilizar solo las herramientas que se necesitan. Así los módulos básicos de gestión y contabilidad pueden ir completándose con otros, dependiendo del perfil de la empresa: producción, POS…

El Cloud está marcando esta tercera ola de la transformación digital en las empresas con la que, gracias al SaaS, las Pymes están dejando de tener recelos a hora de invertir en un ERP. Tienen en su mano tecnología avanzada para integrar la gestión de sus distintas áreas en una única solución, sabiendo de antemano su coste y su impacto en los presupuestos. En cualquier momento, pueden aumentar o reducir los puestos de usuarios y los módulos contratados. Justamente la flexibilidad que demandan los nuevos tiempos.

Fuente: Directivos&gerentes

Advertisements

4 Pasos para Informatizar su PYME

Se habla mucho de cómo la tecnología está evolucionando y cómo puede ayudar a los grandes minoristas, pero poco escuchamos sobre el impacto de esta transformación en las pequeñas empresas.

Dada la expansión de las grandes cadenas de distribución y las perspectivas de recuperación económica del país, los pequeños empresarios deben buscar su lugar en el mercado. Sin embargo, sólo lo logrará si usted entiende los beneficios de digitalizar su negocio e invertir en la tecnología adecuada.

En la búsqueda de hacer crecer el negocio de forma rápida, pero sin los controles adecuados, muchos se pierden en el camino. El pequeño minorista tiene el hábito de controlar la empresa mediante la entrada y salida de dinero del caja y esto es muy peligroso. Idealmente debemos acompañar el seguimiento de ventas, los costos de la empresa, cuentas por pagar y el movimiento de capital a través de una herramienta que ayuda a la visualización del flujo de caja de manera precisa.

Otra cuestión clave para el comercio minorista – y cada vez más crucial para la supervivencia de las empresas – es la búsqueda de la lealtad de los consumidores. Por lo tanto, es importante el perfil de consumo de cada cliente para, basado en él, proporcionar un servicio personalizado, predecir el comportamiento y las demandas, ofreciendo promociones bien dirigidas y aumentar las ventas. No utilizar la tecnología a favor de este movimiento es cómo disparar un pozo sin fondo, cuando en realidad, hay una oportunidad para dar un salto y salir adelante. Y esto se puede hacer en tan sólo cuatro sencillos pasos. Ponerlos en práctica permite informatizar su negocio con seguridad y eficacia.

1 – Hable con su contador, con otros minoristas y referencias de búsqueda

La mayoría de las micro y pequeñas empresas tienen un contador para apoyarlo. Es importante que hable con él para entender cuál es la mejor manera de gestionar su negocio y saber cuáles son las obligaciones de impuestos de su empresa debe entregar a continuación, identificar las tecnologías que satisfagan sus necesidades. Por otra parte, es importante hablar con personas que tienen el mismo tipo de negocio que usted y que comprenda la operación del día a día y todas las cuestiones que debe cumplir el software de gestión.

2 – Busque una compañía de tecnología para ofrecerte la solución ideal

En Brasil, como en muchos otros países, las empresas necesitan automatizar sus procesos para tener una operación más eficiente, un buen control de la empresa y cumplir con diversas obligaciones fiscales. Cuando hablamos de micro y pequeñas empresas, también existe esta preocupación. La falta de organización en la gestión, tener una visión clara de los costos frente a las ganancias y los indicadores de rendimiento, puede determinar el éxito o el fracaso de una empresa. Sin hacer mención a las multas por falta de pago de impuestos, o incluso el mal cálculo, que pueden ocurrir fácilmente en una operación manual y dar lugar a gastos muy pesados en las cuentas de una pequeña empresa. Por lo tanto, al decidir invertir en un sistema que te ayudará en esta misión, busque un proveedor que entienda su negocio, la legislación local y pueda satisfacer todas sus demandas y necesidades.

3 – Aléjese de los problemas que se puedan evitar

En la búsqueda de un proveedor de TI, asegúrese de que va a contratar a una empresa que va a resolver su problema en lugar de crear otro. Por lo tanto, buscar una organización que está en el mercado desde hace años y ofrece una solución que satisfaga todas sus necesidades y cabe en el bolsillo. Hoy en día, a la hora de comprar una solución completa – hardware y software – ya no es necesario hacer una alta inversión inicial. A través de pequeñas cuotas mensuales, los propietarios de pequeñas empresas pueden contratar a todo el equipo necesario para modernizar la gestión de su empresa.

4 – Obtener soluciones modernas y funcionales

Otro factor importante para los empresarios que desean analizar su funcionamiento es la movilidad. Permite, entre muchos otros beneficios, servir mejor a los clientes y simplificar la vida cotidiana de los administradores permitiendo la visualización de la operación – de ventas, pagos y cuentas por cobrar – en cualquier momento y en cualquier lugar a través de su teléfono inteligente o tablet. Así debemos mantenernos actualizados, pero no comprar una solución sólo porque es moderna. Debemos estudiar el producto, consultar los informes disponibles y evaluar cómo la herramienta le ayudará a tener una operación más rentable antes de comprarlo. Incluso en un escenario en el que, independientemente de su tamaño, ya existen soluciones completas y móviles a un costo compatible con su realidad y diseñado específicamente para cada sector de la especialidad – desde un camión de comida a una tienda de ropa o joyas. Es decir, es mucho más fácil invertir en la digitalización de su negocio por menor y ganar más mercado, eficiencia y productividad para proporcionar un servicio de calidad a sus clientes.

Fuente: TOTVS

Gestión de la relación con los clientes (CRM)

Las siglas CRM corresponden al término en inglés Customer Relationship Management (Gestión de la relación con el cliente); un término que puede ser confuso, pero que podemos concentrar en dos conceptos: por un lado es la gestión basada en la relación con los clientes, y por otro se trata de un software para la administración de la relación con los clientes.

Las relaciones con los clientes son un objetivo clave para cualquier negocio; un objetivo que no es nuevo, pero que ha ido adquiriendo importancia dentro de las organizaciones, muy especialmente en estos últimos años, propiciado por el uso de las nuevas tecnologías, donde la experiencia del cliente ha adquirido tanta relevancia que a su alrededor se ha desarrollado toda una industria.

CRM es un término relativamente nuevo. De hecho, ni los expertos se ponen de acuerdo para dotarlo de una única definición. Lo que sí está claro es que busca generar más beneficios centrando los esfuerzos en el cliente.

Al fin y al cabo, rentabilidad es sinónimo de clientes satisfechos, podemos decir que es una estrategia de negocio que otorga el protagonismo a los clientes y, junto con un buen servicio, busca hacerlos felices. Cuanto más feliz es un cliente más durará su lealtad a la compañía.

Todo el mundo sabe que es mucho más costoso captar un nuevo cliente que conservar uno actual. Y eso es lo que busca el CRM, retener o fidelizar a los clientes actuales para incrementar su rentabilidad. Este es el “secreto” de su crecimiento y el motivo por el que las compañías cada vez ponen más énfasis en fomentar el conocimiento sobre sus clientes, para descubrir oportunidades de ventas, tanto cruzadas como complementarias.

Objetivos principales de un CRM

Hoy, la ventaja competitiva la tiene quien se organiza internamente con el cliente como centro; mientras que hasta hace muy poco, el protagonista era el producto. Y eso pasa por implementar en la organización un software CRM, o lo que es lo mismo, un sistema informático de apoyo a la gestión de las relaciones con los clientes, a la venta y al marketing.

Pero un simple software no es suficiente, el concepto global de CRM es, por un lado el software, pero por otro complementará un modelo de gestión que siga la filosofía de satisfacción del cliente de la que hablamos. Esto implica adaptar todos los procesos y comportamientos que tienen relación con la interacción con los clientes.

Un CRM permite identificar todo lo que genera valor para los clientes para, posteriormente, proporcionárselo en el momento oportuno.

En este contexto, las nuevas tecnologías unidas al CRM permiten conocer más y mejor a los clientes y poder ofrecerles lo que quieren en cada momento; diferenciar acciones de marketing, con el consiguiente ahorro; conocer el valor de los clientes, lo que permite desarrollar tácticas de fidelización y ventas cruzadas; el desarrollo de campañas de marketing proactivas y eficientes, etc.
Implementando el CRM en la organización

De nada nos servirá poner al alcance de los clientes diversos métodos de contacto si no facilitamos la comunicación eficiente, rápida y bidireccional. Por eso, no importa si contactan mediante email, teléfono o redes sociales, la prioridad debe ser la atención directa sin necesidad de que el cliente tenga que pasar por varios departamentos. La comunicación en tiempo real es el mejor de los escenarios.

Contar en la organización con un departamento especializado en la atención al cliente puede ser la clave de la efectividad de la estrategia, ya que aún hoy muchas compañías no cuentan con un departamento ni un responsable concreto.

Otro aspecto fundamental a la hora de integrar un CRM que funcione es la formación y educación de los empleados. Además, es muy importante la selección adecuada de las herramientas, deben estar adaptadas a las necesidades de la empresa, que antes de lanzarse a incluir un CRM ha de tener claro si lo que busca es un aumento de las ventas, reducir gastos o reducir el ciclo de ventas.

Lo que buscamos finalmente, más allá de instalar un software u otro, y solo así tendremos éxito, es una organización focalizada en el cliente, que lo ponga en el centro de todo, y ello implica sistemas, procesos, pero sobre todo unos trabajadores orientados a la satisfacción del cliente. En este aspecto es clave definir unos indicadores de gestión que midan la satisfacción de nuestro cliente, así la organización tendrá feedback de lo que ocurre realmente. Solo así podremos saber si las acciones implementadas, incluida la implementación de un CRM, ayuda en algo a lo que realmente importa, que es que tengamos cada vez más clientes satisfechos.

Los indicadores de gestión que midan la satisfacción de los clientes deben ser de dos tipos, por un lado los objetivos, KPIs (Key Performance Indicators), valores numéricos que nos hablan de porcentaje de averías resueltas en menos de dos horas, de pedidos servidos en 24 horas, etc., pero también necesitamos indicadores “subjetivos”, con esto quiero decir que habrá que preguntar al cliente. No con encuestas interminables sino con preguntas cortas que se responden en dos minutos y que hagan referencia a lo que hemos medido desde un punto de vista numérico. Necesitamos comparar lo que medimos numéricamente con lo que realmente piensa el cliente para saber si estamos poniendo los esfuerzos en lo que es importante para ellos. Os puedo decir por experiencia propia que a menudo nos encontramos con sorpresas cuando lo hacemos, ya que a veces hacemos las cosas pensando en nosotros mismos, “mirándonos el ombligo” y no pensando en nuestros clientes.

Por último, comentar que los sistemas CRM en muchos casos pueden convertirse en sistemas CMR (Customer-managed relationship, Gestión de la relación gestionada por el cliente). Es un enfoque de la relación con el cliente complementario donde animamos y dejamos al cliente que controle la relación, que sea él quien gestione el acceso a la información, pedidos, etc. Para ello utilizamos también una metodología, un software y sobre todo la enorme capacidad que tiene Internet.

Incorporar la visión CMR en nuestra gestión CRM nos aporta un gran valor, ya que además de aumentar la satisfacción del cliente, conseguimos muchas veces reducir los costes. Sí, sí, ¡las dos cosas! Considerad el caso de la banca electrónica, por ejemplo, somos nosotros quienes hacemos realmente el trabajo, consultamos los saldos, hacemos las transferencias, compramos o vendemos acciones, etc. Los bancos consiguen reducir sus costes operativos ya que esto antes lo hacían con personal suyo, ya sea propio o subcontratado, por tanto, el coste ahora es infinitamente inferior, y para nosotros es más práctico y eficiente, ya que podemos hacerlo a cualquier hora del día y sin colas. Esta es la gracia del enfoque CMR a los sistemas CRM, conseguir más satisfacción del cliente con un coste operacional inferior para la empresa proveedora del servicio.

Como conclusión decir que a día de hoy no hay alternativa a la estrategia que pone el cliente en el centro de todo, por lo menos, en negocios que no sean monopolios, y en esta forma de gestionar el desarrollo y la implantación de sistemas CRM es una de las claves, no olvidando cuando sea posible el enfoque CMR de los mismos ya que esto nos puedes ayudar a cerrar el círculo virtuoso que todos queremos, más satisfacción de cliente a costes operativos inferiores.

Fuente: Ignasisayol

Tips para PYMEs para rentabilizar sus clientes con un ERP

Está comprobado que la información que aportan los sistemas ERP permite optimizar la relación con los clientes, logrando el mejor precio posible o las mejores condiciones comerciales.

Rentabilizar a los clientes es sin duda una de las tareas más complicadas de todo el proceso comercial. Para lograrlo no solo hay que conocer los costes con los que se trabaja, sino que es necesario aplicar los márgenes justos y respetar los precios pactados con cada cliente, sin cometer errores.

Respetar las condiciones pactadas y los acuerdos firmados son también elementos que ayudan en la relación con los clientes. Los responsables de la empresa Datisa dicen que, una relación de confianza con los clientes se basa en el respeto de lo acordado y en la garantía de la información que se intercambian.

La firma de ERP publica 5 recomendaciones para aprovechar el potencial que presentan los aplicativos de gestión empresarial para ayudar a las pymes a fidelizar y rentabilizar a sus clientes.

  • Estructurar los precios de costos directos e indirectos. Con ello será posible calcular el precio final recomendado, el precio medio y los márgenes más ajustados. A los clientes se les presentarán productos y/o servicios con una propuesta económica acorde a las condiciones del bien. Mientras que, en el mercado, la compañía podrá competir en base a la estrategia que se haya marcado con precios competitivos.
  • Automatización de las tarifas y cálculo de los precios. Establecer las tarifas con y sin impuestos y facilitar el cálculo de los precios, de manera automática, primero ahorra tiempo en el proceso de una tarea de escaso valor y, segundo, permite redirigir recursos a otras áreas y entornos en los que se podría necesitar hacer más foco. La seguridad del dato, es otro elemento clave en este punto. La automatización de este proceso, minimiza la posibilidad de cometer errores.
  • Condiciones comerciales. No sólo es importante determinar qué condiciones comerciales primaran en la relación de unos clientes u otros, sino que, además, es necesario, poder garantizar SIEMPRE el cumplimiento de las condiciones acordadas. Un ERP facilita la información en tiempo real, actualizada y consolidada, no solo sobre las condiciones óptimas que deben acompañar a cada operaqción, en función de criterios como: clientes riesgozos, clientes preferentes, clientes de pronto pago, clientes con requerimientos especiales, etc. Además se encarga de recordar las condiciones pactadas para evitar descuidos o confusiones.
  • Trazabilidad en el ciclo comercial con el cliente. Conocer el proceso de principio a fin ayuda a prevenir posibles incidencias y, sobre todo, a corregir cualquier problema que haya podido surgir en cualquiera de las fases del ciclo comercial con el cliente. Tener siempre disponible la respuesta adecuada, primero facilita la solución y, segundo, proyecta sobre el cliente una imagen corporativa de confianza y seguridad.
  • Acceso a listados e informes. Cualquier movimiento relevante en el área comercial debe ser recogido y analizado para poder establecer métricas futuras que permitan proteger la relación con los clientes.

Isabel Pomar, directora comercial de Datisa dice que “rentabilizar a un cliente no es tan fácil, no hay que perder de vista el margen. Además una buena relación comercial ayuda a mantener una relación de larga duración entre cliente y proveedor, en la que debe primar la confianza y el respeto. Pero, también, mostrar conocimiento sobre lo que necesita y presentar propuestas con precios adecuados, transmitir seguridad en los procesos y facilitar toda la información sobre cualquier operación realizada, son parámetros que también suman.”

Fuente: Directivosygerentes

¿Qué plataforma debo usar para montar mi Tienda Online?

A la hora de crear tu negocio online aparece una pregunta de la que dependerá el futuro del mismo: ¿qué plataforma es la mejor para montar mi negocio online?

En este post veremos algunas de las plataformas para ecommerce, y comentaremos algunas ventajas y desventajas de cada una para ayudar a tomar esta decisión. Pero antes de comenzar a elegir que plataforma utilizar debes tener claro que tipo de negocio vas a montar, y que necesidades tienes para el mismo. Una vez que ya tienes todo decidido, es hora de ponerse manos a la obra y estudiar las diferentes opciones que tienes.

1- PRESTASHOP

Es la aplicación para crear tiendas online mas usada. Es libre y de código abierto y está compuesta por multitud de módulos y temas, aunque la mayoría son de pago.

-Ventajas:

– Ideal para pequeños y medianos negocios
– Fácil de instalar
– Panel administrativo sencillo e intuitivo
– Cuenta con multitud de módulos y plantillas aptas para dispositivos móviles
– Facilita el posicionamiento SEO

-Desventajas

– Los mejores módulos con más funcionalidades son de pago
– Fallo en la integración de módulos
– Se necesita saber programar para adaptar el código a tus necesidades
– Traducciones mal hechas
– Fallos en la multitienda

2- MAGENTO

Aplicación de código libre para crear tiendas online. Tiene multitud de funcionalidades y fue adquirida por ebay.

-Ventajas:

-Ideal para proyectos grandes
– Permite muchas formas de pago
– Posee muchas plantillas y módulos gratuitos
– Ideal para multitiendas
– Facilita el posicionamiento SEO

-Desventajas

– Necesita un servidor dedicado
– Difícil de aprender a usarlo
– Panel de administracion muy complicado
– Traducciones mal hechas
– Necesita expertos para poder programarla

3-OPENCART

Es la aplicación para crear tiendas online de código libre y diseñado con unas características muy completas.

-Ventajas:

– Categorías y artículos ilimitados
– Muy sencillo de usar
– Ideal para comercios medianos
– Plantillas intercambiables
– Ampliación de módulos

-Desventajas

– Falta de plantillas profesionales
– Vulnerable a ataques
– Difícil de personalizar
– Traducciones mal hechas
– Fallos en los impuestos

4-SHOPIFY

Es una plataforma de comercio electrónico fácil, sencilla, e intuitiva; que permite prácticamente a cualquier persona emprender su negocio.

-Ventajas:

– Ideal para proyectos pequeños
– No necesita software, está en la nube
– Fácil de instalar
– Tiene plantillas profesionales
– Es fácil de internacionalizar

-Desventajas

– Al estar en la nube, no puedes descargarlo
– No se puede alterar el código, para ello debes pagar a shopify
– No tiene flexibilidad para el SEO
– Dependes de un servidor que normalmente está en Estados Unidos
– No tiene multitienda

5-OSCOMMERCE

Es la aplicación para crear tiendas online de código libre y diseñado con unas características muy completas.

-Ventajas:

– Posee mucha documentación
– Fácil de instalar
– Ideal para principiantes
– Módulos fáciles de instalar
– Es multilingüe

-Desventajas

– Necesita muchos módulos
– Muy complicado para hacer SEO
– Tiene muchos fallos de seguridad
– Las modificaciones las tiene que hacer un profesional
– Se está quedando obsoleto, cada vez lo usa menos gente.

Aquí os hemos hablado de las ventajas y desventajas de algunas plataformas para montar tu e-commerce aunque existen muchas más: woocommerce, drupal, joomla, 3Dcart, bigcommerce… y tú, ¿con cuál te quedas?

Fuente: Weebsup

El software CRM cumple trés décadas

Lo que partió como un sistema muy básico, hoy es prácticamente un elemento indispensable en cualquier empresa. Los desafíos del CRM hoy no son menores, considerando que los clientes son cada vez más cambiantes y exigentes. Muchos dicen que el futuro de este software será “a la carta”.  

En 1986, una empresa que realizaba investigaciones de mercado desarrolló un primer software para poder ordenar y conservar la información de los clientes, lo cual ayudaría a las marcas a conocer el historial de cada cliente. Eran los primeros pasos del CRM o Customer Relationship Management (Software de Gestión de la Relación con los Clientes), el sistema para la administración de la relación con los clientes, la venta y al márketing.

Este año, el CRM está de aniversario y, mirando hacia atrás, mucha agua ha pasado bajo el puente desde que se creó ese primer sistema que era bastante manual y precario.

Pablo Oyarzún, Divisional de Servicio al Cliente de Entel, dice que fidelizar a los clientes es el desafío de cualquier empresa que presta servicios o vende productos de consumo masivo.

“El CRM irrumpió como una herramienta que permitió evolucionar desde las estrategias centradas principalmente en el costo por contacto para medir el éxito de la gestión, a una donde la satisfacción del cliente fue ganando cada vez más relevancia y empezaron a ganar peso métricas como el conocido Net Promoter Score (NPS). Así, a través del estudio y la segmentación de clientes, se avanzó en el perfilamiento de ofertas diferenciadas en función de sus necesidades”, dice el experto.

Y añade que luego se entendió la importancia de gestionar las relaciones con el cliente para mejorar su experiencia en relación con la marca y satisfacer sus demandas. “Esta experiencia de servicio es finalmente lo que diferencia a una marca de otra, ya que hoy internet, la irrupción de los smartphones y las redes sociales han generado cambios radicales en las pautas de consumo, y una mala experiencia de compra puede ser divulgada y viralizada con solo un clic. Hoy, más que hablar de ‘gestión de la relación del cliente’, hablamos de ‘gestión de la experiencia del cliente'”, cuenta.

Para Rodrigo Acevedo, gerente general Entersoft, como estrategia de negocio enfocada al cliente, el gran aporte en estas últimas décadas que tienen estos sistemas es la capacidad de reunir la mayor cantidad posible de información respecto de los clientes.

“Ello, para generar relaciones a largo plazo y aumentar así su grado de satisfacción”, dice.

Una visión que no comparte al 100% Carlos Miranda, gerente comercial corporativo In Motion. A su juicio, el CRM ha sido un concepto y una promesa espectacular, pero sus resultados no se han cumplido hasta hoy.

“El concepto es simple y potente: administrar en un punto único de control toda la información que la empresa tiene respecto de cada cliente, con el fin de manejar la relación con ellos. Esto, alineada con los objetivos empresariales. Algo así como una súper consola de un moderno avión con todas las perillas y relojes. En otras palabras, fuentes de información y paneles de control disponibles para el usuario del CRM;  de especial utilidad para el ejecutivo comercial, de servicio al cliente o de márketing de la empresa. En un concepto: poder. Un poder total para maximizar los negocios de la compañía cada vez que interactúa con un cliente”, dice.

Sin embargo, cree, la tasa de éxito histórica de los proyectos de implementación de CRM se estima que ha alcanzado cifras inferiores al 50% y habitualmente son de larga duración, entre uno y dos años los más cortos y otros no pocos sobre dos años. “Esto a veces genera insatisfacción al interior de la empresa, además de consumir recursos económicos, es que cuando algunos proyectos finalizan el contexto de negocios ha cambiado desde su concepción inicial. Por tanto, se requiere de inmediato de un nuevo proyecto de actualización a la realidad de negocios vigente”, dice.

A la carta

Para Miranda, hoy las empresas están enfrentadas a tremendos desafíos, ya que los clientes son más exigente y demandan mayor calidad de atención. “Si quiere puede sumar poder y coaccionar a la empresa actuando en masa, mediante el uso y abuso en algunos casos de las redes sociales, lo que representa un reto para las compañías que deben poner especial atención y cuidado en cada una de las interacciones con sus clientes y no clientes, idealmente en tiempo real, procesando y analizando grandes volúmenes de información”, dice.

En este escenario, Rodrigo Acevedo asegura que el CRM tradicional implica altos costos de instalación e infraestructura y, por ende, está apareciendo una nueva modalidad que es el CRM On Demand, también conocido como CRM en modo Saas o Cloud CRM. Esta nueva modalidad permite una rápida implementación, accesibilidad universal a través de cualquier aplicación que tenga conexión a internet y, además, supone una reducción importante de los significativos costos de instalación y mantenimiento.

“La idea central es realizar foco en el cliente, conocerlo en profundidad, para así poder mejorar, aumentar el valor de la oferta y lograr resultados cada vez más exitosos. Hoy, las soluciones CRM alojadas en la nube permiten a sus clientes ahorrar en costos de adquisición, instalación y mantenimiento, ya que no es necesario invertir en software o hardware adicional, solo basta con tener acceso a internet para acceder a toda su información”, afirma.

Fuente: Emol

Mercado de Tecnologías para la Empresa

Cada vez son más y variadas las aplicaciones tecnológicas en las empresas de los más diversos tamaños. Innovación, emprendimiento y oportunidades parecen ser las claves.  

Cada día es más frecuente el uso de diversas tecnologías en los procesos industriales o productivos de diversas empresas a nivel nacional. Acelerar la producción, reducir costos, ser más eficientes y estar siempre en conexión con las necesidades de los clientes son solo parte de los objetivos por los cuales empresas de diversos tamaños están aplicando de manera creciente nuevas tecnologías a sus procesos productivos.

Innovación, emprendimiento, startups, economía digital, son palabras cada vez más comunes, no solo en el mundo de los negocios, sino que también en la vida cotidiana. Es que las nuevas empresas que han ido surgiendo al alero de las nuevas tecnologías se están convirtiendo cada vez más en motores determinantes para el impulso al desarrollo de los países y su economía.

Fundación Chile, dice que aunque todavía las pequeñas y medianas empresas tecnológicas y los innovadores TI tienen un rol menor en impulsar el progreso de los países, cuentan con un enorme potencial de cambiar la economía de naciones como Chile para no enfocarse en la materia prima, sino que en el conocimiento y la innovación. Buena parte de los startups que desarrollan TIC apuntan a distintos propósitos, desde facilitar las ventas en el retail hasta hacer más eficientes los recursos en la minería.

En Chile, la economía digital (manufactura de tecnologías de información, medios, tecnologías de información y telecomunicaciones) creció un 7% en 2015, llegando a representar el 3% del PIB del país. La participación en el PIB de nuestra economía digital es la menor de la OCDE, pero lidera en América Latina.

Las mayores brechas de penetración de la economía digital con respecto a otros países de la OCDE se observa en las pymes. La relación entre penetración digital y productividad en las empresas es muy fuerte, no solo para facilitar procesos, fidelizar clientes, o minimizar errores de registros de costos, sino también para acceder a nuevos mercados de clientes online.

Francisco López Balart, director de Operaciones de Tivit Synapsis explica que si se analizan los grandes cambios en los entornos empresariales de los últimos años es posible ver que ellos han venido de la mano con la evolución tecnológica.

“Las Tecnologías de la Información son cada vez más importantes en las empresas, estas son usadas para el apoyo y automatización de todas las actividades del negocio. Gracias a ellas, las compañías han conseguido obtener importantes beneficios, mejorando sus operaciones, aumentar considerablemente su eficiencia y reduciendo sus costos de operación lo que se traduce en un mayor y mejor servicios para sus clientes”.

Líder regional

Agrega que a nivel continental Chile tiene el crecimiento más maduro de la región en lo que respecta a soluciones Cloud. Sostiene que luego de ocho años en nuestro país, el Cloud vino para quedarse y hoy todas las empresas están pensando en cómo adaptar en alguna de sus formas el Cloud computing.

El ejecutivo explica que las empresas buscan adaptarse rápidamente a las nuevas tecnologías y a los beneficios que esta puede traerles, la búsqueda de plataformas más ágiles, eficientes y de bajo costo que puedan acompañar y beneficiar el negocio son la clave para pensar en soluciones del tipo Cloud.

En relación con el futuro y con el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas Francisco López Balart agrega que este estará enfocado a generar una mayor rentabilidad, mejorar el Time to Market, reducir los costos, tener más y mejores datos para la toma de decisiones en los negocios bajo los conceptos de Cloud Híbridas y Big-data.

Las cloud híbridas buscan la integración real entre el mundo de las Cloud Privadas y Públicas donde el principal objetivo es optimizar al máximo la eficiencia y costos para la empresa pudiendo tener a la mano lo mejor de los dos mundos a disposición del negocio.

Big Data es otra de las palabras que escucharemos mucho en los próximos años. Si se piensa en los grandes volúmenes de datos que circulan a nivel corporativo, información que generan los consumidores, entre otros elementos, han hecho que las empresas tomen conciencia acerca de poder acceder, analizar y agregar valor a la información para tomar decisiones oportunas para el negocio.

En cuanto a las áreas donde puede haber más posibilidades de desarrollo para este tipo de emprendimientos, los especialistas sostienen que es fundamental abrir las puertas al desarrollo de las TIC en las industrias estratégicas del país y concentrar los esfuerzos en los sectores que producen el mayor impacto en el PIB nacional. Desde el punto de vista de las Tecnologías de la Información, por ejemplo, la industria electrónica y la industria creativa son áreas interesantes de desarrollo. Se está potenciando también una interesante industria local de programas, videojuegos, animación y aplicaciones.

Desde el punto de vista de la biotecnología, que emplea la biología, química y procesos, también se aprecian oportunidades en la agricultura, pesca, ciencia de los alimentos y ciencias forestales, entre otras. También está el área de Internet de las Cosas y los dispositivos conectados al Big Data, que permiten transformar industrias completas como la automotriz, el hogar, los relojes, todo con el calificativo de inteligente.

Solidez local

En relación con el desarrollo de este tipo de tecnologías a nivel local con respecto a otros países de la región Francisco Hidalgo, consultor senior Inteligencia Digital de Dimacofi explica que junto a Colombia, Brasil y Costa Rica, Chile tiene uno de los más altos niveles de uso de aplicaciones tecnológicas. Según señala esto se debe al desarrollo y estabilidad de su economía, la cual conlleva a las aperturas de mercado, y trae como consecuencia soportar la expansión de compañías chilenas en el extranjero que requieren controlar de forma centralizada sus operaciones en distintos puntos geográficos, y también el ingreso de grandes holding extranjeros que requieren contar con sus aplicaciones tecnológicas globales.

En términos de la digitalización de la información el ejecutivo sostiene que en general Chile se encuentra en un buen nivel, ya que se han desarrollado políticas de estado para incentivar el uso de información digital (factura electrónica, firma digital, soluciones en la nube, por mencionar algunas) que impulsa a las compañías a seguir con esta tendencia.

“Tenemos un escenario positivo, pero es importante ofrecer al mercado soluciones que permitan a los clientes migrar a este nuevo mudo digital, hay sectores que están bastante atrasados y nuestro rol es aportar tecnología e innovación para ser parte de este proceso de cambio y modernización”.

Con respecto a la forma en que las pymes podrían acceder de manera más expedita a las aplicaciones tecnológicas, el ejecutivo de Dimacofi sostiene que este tipo de empresas apuestan a la contratación de servicios (soluciones tecnológicas en la Nube, dispositivos móviles, BPO), esto porque les permite disminuir sus costos, tiempos de respuesta, espacios de oficina, entre otras ventajas. Agrega que incorporar las tecnologías adecuadas, asesorados por empresas especializadas en estas tecnologías, les permite crecer, con un bajo costo de inversión inicial (HW, Soporte), con soluciones escalables e implementaciones rápidas y seguras.

Fuente: Emol