Cuatro tendencias tecnológicas en las empresas

Realidad virtual, educación tecnológica, Internet de las Cosas y Pay of Things son los caballos de batalla en materia de aplicaciones para la pequeña y mediana empresa.  

Año tras año la tecnología avanza más y rápidamente. Es increíble pensar que en el 2007 se presentó el primer smartphone como tal (el primer iPhone) y hoy a menos de 10 años, ya estamos hablando de accesorios para vestuario o incluso proyectando prótesis para mejorar el rendimiento del cuerpo, como si fueran creaciones salidas de novelas “cyberpunk”.

Como para nadie es un misterio que la tecnología evoluciona con rapidez asombrosa, el área empresarial también constituyen un campo fértil para que la tecnología se desarrolle y se apliquen soluciones en los más diversos ámbitos de acción tendientes a mejorar los niveles de producción o hacer más expeditos los procesos.

En este escenario diversos especialistas se propusieron concentrar las cuatro tecnologías o conceptos que no deberían estar ausentes de una pequeña o mediana empresa el 2016. Los entendidos plantearon como propuestas: la realidad virtual, la educación tecnológica, el Internet de las Cosas y Pay of Things.

Internet de las cosas (IoT)

De acuerdo a la consultora mundial IDC hoy ya existen 13 mil millones de “cosas” – dispositivos y aparatos en general – conectados entre sí en el planeta. Se proyecta que para el 2020 esta cifra alcanzará los 30 mil millones.

Con eso en mente y sabiendo que en el 2015 la Internet de las Cosas se posicionó como uno de los principales hitos en innovación, conectividad y tecnología. En esa línea los fabricantes están orientados en ofrecer productos que cumplan con las necesidades de los usuarios y ayuden a masificar estas nuevas innovaciones para crear ecosistemas plenamente conectados, que “hablen entre sí”.

IoT traerá un nuevo valor a las vidas de los consumidores potenciando objetos cotidianos en dispositivos conectados inteligentes.

PoT (Pay of Things)

La tendencia de la billetera móvil o e-wallet se está extendiendo a la mayoría de los mercados. Si bien Estados Unidos y Asia lideran la iniciativa que ha sido apalancada por las plataformas digitales asociadas a los últimos teléfonos inteligentes nuestro país no está ajeno a esto a través de diversas propuestas que permiten el llamado “pago inteligente” hace algunos años.

La idea de esto es poder hacer altamente eficiente las compras, demorando menos tiempo el proceso completo, con mayor control por parte del usuario y sin necesidad de extender o pasar los diferentes documentos bancarios.

Educación Tecnológica

Una de las marcadas tendencias que se proyectan para los próximos años es el uso de la tecnología en la educación en base a las soluciones TI, no solo en referencia a los computadores o tablets mismas. En este sentido, la educación comenzará a transformarse gracias a la aplicación del software a los dispositivos, para generar nuevas experiencias de compartir, usar la nube y estudiar. En esta materia ya hay ejemplos de iniciativas piloto y emprendimientos en Chile. El primero corresponde a los dos establecimientos denominados “colegios del futuro”, donde diversos partners han contribuido para integrar variadas tecnologías que apunten a mejorar la calidad de la enseñanza con la adición de diferentes plataformas o dispositivos.

Lo segundo es la iniciativa que lleva Lab4U, emprendimiento chileno reconocido a nivel global, que busca hacer más atractiva la enseñanza de diferentes materias científicas transformando un Smartphone en una verdadera varita mágica que ejemplifica los ejercicios teóricos a los niños, acercándolos de forma más empírica a las materias.

Realidad Virtual

La realidad virtual es un término que se viene acuñando desde hace ya largo rato. Pese a ello, se supone que en este 2016 la tecnología llegará al segmento masivo. Algunos ejemplos en la materia son los lentes Oculus Rift, los Gear VR Consumer Edition y los Google Glass, que si bien no te extraen de tu entorno, es un device que te va entregando información en tiempo real, en pantalla, delante de tus ojos.

En este sentido, ya hay aerolíneas que están realizando procesos experimentales para dar a los clientes una experiencia espectacular en tres dimensiones en un formato interactivo de 360 grados.

Si cualquier empresa incorpora alguno de estos conceptos a su emprendimiento, parte del éxito, crecimiento o desarrollo podría estar asegurada.

Fuente: Emol

Advertisements