Transformación Digital: Asignatura pendiente para el 95% de las empresas

Dell EMC acaba de publicar los resultados de un nuevo estudio, llevado a cabo por Enterprise Strategy Group (ESG), que revela que una gran parte de los directivos y de los responsables de TI de grandes compañías de todo el mundo piensa que sus organizaciones tienen aún un largo camino por recorrer en lo que se refiere a la transformación de TI necesaria para mantener su competitividad.

Este proceso de digitalización es una necesidad que deben afrontar todas las organizaciones. Sin embargo, el estudio muestra que el 95% de las empresas corre el riesgo de quedarse atrás frente a un grupo de competidores que está llevando a cabo de forma decidida la transformación de sus infraestructuras de TI, procesos y modalidades de entrega de productos y servicios, con el fin de acelerar su crecimiento y poder convertirse en verdaderos negocios digitales.

A juicio de David Goulden, presidente de Dell EMC, “estos resultados reflejan cómo la gran mayoría de las empresas son conscientes de que necesitan optimizar sus infraestructuras existentes para poder aprovechar las oportunidades de la era digital”. Claro que este análisis, continúa, también muestra que “la mayoría de los encuestados se están dejando ganar por un pequeño grupo de compañías que han sido capaces de abordar con éxito la transformación de sus TI y están logrando competir con mayor fuerza gracias a ello”. No obstante, para el directivo, “a medida que las organizaciones avancen en sus inversiones de transformación de TI, serán capaces de superar el conflicto entre las tecnologías heredadas y las iniciativas empresariales digitales para alcanzar sus objetivos de negocio, acelerar el time to market y aumentar su competitividad”.

Con el fin de establecer en qué etapa de la digitalización se encuentran las empresas, el informe clasifica a las mil organizaciones participantes en cuatro categorías diferentes con respecto a su grado de maduración. Así, las que se quedan atrás en transformación digital son el 12%; las que han iniciado el despliegue, pero todavía es mínimo son el 42%; las que están realizando una implementación moderada suman el 41%; y las más avanzadas totalizan el 5%.

Por otro lado, la mayoría de los encuestados (71%) está de acuerdo en que abordar la transformación de TI resulta esencial para la competitividad empresarial. De hecho, de las compañías que se encuentran en la cuarta categoría, el 85% cree que sus organizaciones están en una posición “muy fuerte” o “fuerte” para competir y triunfar en sus mercados en los próximos años, frente al 43% de las empresas menos maduras.

Además, gracias a su avanzado grado de maduración, estas compañías consiguieron superar sus objetivos de facturación (96%) el año pasado, tienen ocho veces más posibilidades de hacer que los departamentos de Negocio y Tecnología trabajen de forma alineada, ejecutan sus recursos de TI como un centro de beneficio en lugar de como un centro de costes, y aprovechan los recursos de TI para acelerar la innovación de productos y el time to market.

Finalmente, y según este estudio, la adopción de nuevos procesos de TI, como las capacidades de aprovisionamiento self-service, la ejecución de TI como una nube pública y el uso de metodologías de DevOps, pueden ser atributos de una empresa transformada con éxito. De hecho, el 26% de los encuestados afirma disponer de capacidades de autoservicio, el 65% ha realizado progresos “excelentes” o “aceptables” para proporcionar a los usuarios finales la misma capacidad de provisionar recursos de TI que pueden obtener de un proveedor de cloud público, y el 43% dice haber adoptado los principios y las mejores prácticas de DevOps.

Fuente: Corporateit

¿Cómo pueden enfrentar las empresas el proceso de transformación digital?

Han aparecido en el último tiempo varios artículos sobre la importancia que tiene el proceso de digitalización que están viviendo diversas industrias y varias personas han comentado que coinciden en la relevancia del tema, pero que sería positivo que se clarificara cómo las empresas pueden enfrentar la digitalización.

Esta inquietud en si es un avance importante, ya que para ser exitoso en la digitalización es indispensable estar convencido de la necesidad y conveniencia de la misma, la cual involucra diversas etapas y ajustes a nivel de las organizaciones.

La primera etapa normalmente es la realización de un diagnóstico sobre lo que está ocurriendo con la digitalización en términos generales a nivel de las empresas y en particular en la industria en que la compañía está inserta. Para ello creo que no es conviene simplemente contactar a una empresa de consultoría o un asesor externo que realice dicha labor. Puede ser útil apoyarse en un tercero pero es fundamental la participación e inmersión de gente de la propia empresa en este esfuerzo. También es importante no quedarse con la visión de lo que está haciendo en este plano la competencia, ya sean empresas establecidas o startups, sino que es crítico entender además las principales tendencias en curso y lo que se espera que ocurra al menos en el futuro cercano en la industria. Hecho esto, es fundamental difundir el diagnóstico especialmente a aquellas áreas y personas de la organización que se estima es importante participen en el cambio a realizar.

La segunda etapa consiste en la definición de los cambios a efectuar para llevar la empresa de hoy a la empresa que se proyecta ser, la cual viene dada no sólo por las amenazas que trae la digitalización sino que también por las oportunidades que esta ofrece a la compañía en particular. Dichos cambios conviene llevarlos a un plan con hitos, plazos, responsables, etc. Ahora, es normal que el plan sufra ajustes importantes con el paso del tiempo, ya que la rapidez de los cambios tecnológicos y la dinámica de los negocios los hacen indispensables.

Cabe hacer presente que los procesos de transformación digital toman varios años y lo normal es que las principales dificultades no se den en el plano tecnológico sino que en el cambio cultural y organizacional requerido. Por lo mismo no es suficiente que el Gerente de Tecnología o su equivalente esté a favor de los cambios que se requiere impulsar. Se necesita que el Gerente General se convenza de los mismos y motive a la organización a lo largo del proceso de cambio.

La transformación digital se aborda típicamente desde tres ángulos:

  1. Un primer ángulo es cómo utilizar las nuevas tecnologías para reconfigurar los sistemas tecnológicos de la compañía. En el caso de las empresas establecidas lo usual no es apagar los sistemas legacy y reemplazarlos por sistemas nuevos de un día para otro, sino que efectuar una transformación gradual.
  2. El segundo ángulo, que sólo es aplicable en algunas industrias, es cómo aprovechar la gran cantidad de información disponible para intentar dejar de tener negocios transaccionales con los clientes y avanzar en la dirección de la construcción de relaciones de confianza con éstos. Me refiero por ejemplo al tipo de relación que uno establece con empresas como Uber.
  3. El tercer ángulo es cómo aprovechar la digitalización en el proceso de innovación y desarrollo de nuevos productos, servicios y negocios.

Los directores de empresas, a su vez, requerimos asegurarnos que nuestras compañías inicien a la brevedad y desarrollen debidamente el proceso de digitalización. Pienso que esta recomendación es válida no sólo para las instituciones financieras, retailers y otros tipos de empresas donde el proceso anterior es más evidente, sino que también para aquellas firmas donde aparentemente dicho proceso es menos urgente.

Fuente: Logros

Tecnologías para la Empresa: Más Innovación, emprendimiento y oportunidades

Cada vez son más y variadas las aplicaciones tecnológicas en las empresas de los más diversos tamaños. Innovación, emprendimiento y oportunidades parecen ser las claves.  

Cada día es más frecuente el uso de diversas tecnologías en los procesos industriales o productivos de diversas empresas a nivel nacional. Acelerar la producción, reducir costos, ser más eficientes y estar siempre en conexión con las necesidades de los clientes son solo parte de los objetivos por los cuales empresas de diversos tamaños están aplicando de manera creciente nuevas tecnologías a sus procesos productivos.

Innovación, emprendimiento, startups, economía digital, son palabras cada vez más comunes, no solo en el mundo de los negocios, sino que también en la vida cotidiana. Es que las nuevas empresas que han ido surgiendo al alero de las nuevas tecnologías se están convirtiendo cada vez más en motores determinantes para el impulso al desarrollo de los países y su economía.

Fundación Chile, dice que aunque todavía las pequeñas y medianas empresas tecnológicas y los innovadores TI tienen un rol menor en impulsar el progreso de los países, cuentan con un enorme potencial de cambiar la economía de naciones como Chile para no enfocarse en la materia prima, sino que en el conocimiento y la innovación. Buena parte de los startups que desarrollan TIC apuntan a distintos propósitos, desde facilitar las ventas en el retail hasta hacer más eficientes los recursos en la minería.

En Chile, la economía digital (manufactura de tecnologías de información, medios, tecnologías de información y telecomunicaciones) creció un 7% en 2015, llegando a representar el 3% del PIB del país. La participación en el PIB de nuestra economía digital es la menor de la OCDE, pero lidera en América Latina.

Las mayores brechas de penetración de la economía digital con respecto a otros países de la OCDE se observa en las pymes. La relación entre penetración digital y productividad en las empresas es muy fuerte, no solo para facilitar procesos, fidelizar clientes, o minimizar errores de registros de costos, sino también para acceder a nuevos mercados de clientes online.

Francisco López Balart, director de Operaciones de Tivit Synapsis explica que si se analizan los grandes cambios en los entornos empresariales de los últimos años es posible ver que ellos han venido de la mano con la evolución tecnológica.

“Las Tecnologías de la Información son cada vez más importantes en las empresas, estas son usadas para el apoyo y automatización de todas las actividades del negocio. Gracias a ellas, las compañías han conseguido obtener importantes beneficios, mejorando sus operaciones, aumentar considerablemente su eficiencia y reduciendo sus costos de operación lo que se traduce en un mayor y mejor servicios para sus clientes”.

Líder regional

Agrega que a nivel continental Chile tiene el crecimiento más maduro de la región en lo que respecta a soluciones Cloud. Sostiene que luego de ocho años en nuestro país, el Cloud vino para quedarse y hoy todas las empresas están pensando en cómo adaptar en alguna de sus formas el Cloud computing.

El ejecutivo explica que las empresas buscan adaptarse rápidamente a las nuevas tecnologías y a los beneficios que esta puede traerles, la búsqueda de plataformas más ágiles, eficientes y de bajo costo que puedan acompañar y beneficiar el negocio son la clave para pensar en soluciones del tipo Cloud.

En relación con el futuro y con el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas Francisco López Balart agrega que este estará enfocado a generar una mayor rentabilidad, mejorar el Time to Market, reducir los costos, tener más y mejores datos para la toma de decisiones en los negocios bajo los conceptos de Cloud Híbridas y Big-data.

Las cloud híbridas buscan la integración real entre el mundo de las Cloud Privadas y Públicas donde el principal objetivo es optimizar al máximo la eficiencia y costos para la empresa pudiendo tener a la mano lo mejor de los dos mundos a disposición del negocio.

Big Data es otra de las palabras que escucharemos mucho en los próximos años. Si se piensa en los grandes volúmenes de datos que circulan a nivel corporativo, información que generan los consumidores, entre otros elementos, han hecho que las empresas tomen conciencia acerca de poder acceder, analizar y agregar valor a la información para tomar decisiones oportunas para el negocio.

En cuanto a las áreas donde puede haber más posibilidades de desarrollo para este tipo de emprendimientos, los especialistas sostienen que es fundamental abrir las puertas al desarrollo de las TIC en las industrias estratégicas del país y concentrar los esfuerzos en los sectores que producen el mayor impacto en el PIB nacional. Desde el punto de vista de las Tecnologías de la Información, por ejemplo, la industria electrónica y la industria creativa son áreas interesantes de desarrollo. Se está potenciando también una interesante industria local de programas, videojuegos, animación y aplicaciones.

Desde el punto de vista de la biotecnología, que emplea la biología, química y procesos, también se aprecian oportunidades en la agricultura, pesca, ciencia de los alimentos y ciencias forestales, entre otras. También está el área de Internet de las Cosas y los dispositivos conectados al Big Data, que permiten transformar industrias completas como la automotriz, el hogar, los relojes, todo con el calificativo de inteligente.

Solidez local

En relación con el desarrollo de este tipo de tecnologías a nivel local con respecto a otros países de la región Francisco Hidalgo, consultor senior Inteligencia Digital de Dimacofi explica que junto a Colombia, Brasil y Costa Rica, Chile tiene uno de los más altos niveles de uso de aplicaciones tecnológicas. Según señala esto se debe al desarrollo y estabilidad de su economía, la cual conlleva a las aperturas de mercado, y trae como consecuencia soportar la expansión de compañías chilenas en el extranjero que requieren controlar de forma centralizada sus operaciones en distintos puntos geográficos, y también el ingreso de grandes holding extranjeros que requieren contar con sus aplicaciones tecnológicas globales.

En términos de la digitalización de la información el ejecutivo sostiene que en general Chile se encuentra en un buen nivel, ya que se han desarrollado políticas de estado para incentivar el uso de información digital (factura electrónica, firma digital, soluciones en la nube, por mencionar algunas) que impulsa a las compañías a seguir con esta tendencia.

“Tenemos un escenario positivo, pero es importante ofrecer al mercado soluciones que permitan a los clientes migrar a este nuevo mudo digital, hay sectores que están bastante atrasados y nuestro rol es aportar tecnología e innovación para ser parte de este proceso de cambio y modernización”.

Con respecto a la forma en que las pymes podrían acceder de manera más expedita a las aplicaciones tecnológicas, el ejecutivo de Dimacofi sostiene que este tipo de empresas apuestan a la contratación de servicios (soluciones tecnológicas en la Nube, dispositivos móviles, BPO), esto porque les permite disminuir sus costos, tiempos de respuesta, espacios de oficina, entre otras ventajas. Agrega que incorporar las tecnologías adecuadas, asesorados por empresas especializadas en estas tecnologías, les permite crecer, con un bajo costo de inversión inicial (HW, Soporte), con soluciones escalables e implementaciones rápidas y seguras.

Micro y pequeños empresarios se capacitan de manera online

Desde hace un mes, miles de emprendedores de todo Chile están participando de Cursos Clic, una iniciativa que busca capacitar y entregar conocimientos útiles a los emprendedores para rentabilizar negocios y aprender un mejor manejo de sus finanzas.  

En el “año de la productividad”, adquieren especial relevancia plataformas online que ayuden a mejorar la eficiencia de los negocios. Un ejemplo son los Cursos Clic (www.entel.cl/cursosclic) que ayudan a que micro y pequeños empresarios de todo el país se capaciten y mejoren la productividad de sus empresas. Estos cursos son gratuitos, se dictan tanto de manera presencial, como por internet, y quienes participen en más de cuatro clases, podrán obtener una certificación de Endeavor.

Se trata de un programa ofrecido por Entel Empresas de manera gratuita a todo quien se inscriba en Comunidad Empresas (ver recuadro). La idea es entregar material que resulte de utilidad para perfeccionar conocimientos, rentabilizar negocios y aprender un mejor manejo de las finanzas, de modo mejorar y satisfacer las necesidades de los usuarios en beneficio de la productividad.

Gustavo Larraín, gerente de Márketing y Productos Mercado Empresas de Entel, cuenta que hasta ahora, la versión presencial ya cuenta con más de 3 mil postulaciones, mientras que la modalidad online alcanza más de 10 mil inscritos, para un total de seis cursos.

“Los Cursos Clic se realizan una vez al año. Sin embargo, por la buena acogida de las dos últimas versiones, no se descarta, para el año 2017, poder contar con programas semestrales”, dice el ejecutivo.

Temas de interés

Con el fin de aprender de manera cercana y dinámica, todos los cursos, dictados por profesores Endeavor, se inician con un “caso de éxito”, y los contenidos abordados están diseñados especialmente para que sean temas similares a la realidad de las empresas que participan. También los asistentes pueden acceder a una valiosa red de networking en cada sesión.

“Como Entel Empresas, es muy importante poder entregar cursos de capacitación gratuita a pequeños y microempresarios que se encuentran a lo largo de todo Chile”, dice Gustavo Larraín, y añade que por esta razón,  el principal foco de los Cursos Clic 2016 está puesto en su modalidad online, ya que permite poder acceder a material que resulte de utilidad en cualquier momento o lugar.

Comunidad empresas

La Comunidad Empresas de Entel es un ecosistema digital que ya suma 60 mil usuarios de todo Chile. Es de inscripción gratuita para fomentar que los microempresarios y pymes chilenas puedan acceder a herramientas que les ayuden a potenciar sus negocios y no es necesario ser cliente de Entel.

Fuente: Entel