La tecnología digital generaría hasta un 7% más de ingresos en compañías industriales

Las compañías industriales que no aprovechan las tecnologías digitales están perdiendo cuota de mercado. Está previsto que la aplicación de la inteligencia artificial revolucione la interacción con el cliente y se convierta en un facilitador clave para los productos inteligentes.

El 50% de las empresas de transporte y el 60% de las de equipos industriales reconocen que no están invirtiendo en tecnología digital como parte de su estrategia de negocio. Estas son algunas de las conclusiones que se extraen del estudio de Accenture Technology Vision 2017, en el que se han entrevistado a 102 executivos de compañías de transporte y a 562 de compañías industriales de todo el mundo.

La abrumadora mayoría (94%) de las empresas industriales encuestadas aceptan que las tecnologías digitales y el internet de las cosas, adaptado al entorno industrial, cambiarán radicalmente la forma en que necesitan operar para tener éxito. Además, admiten una falta de capacidades en áreas que dependen cada vez más de las tecnologías digitales, como la gestión de los productos as-a-service y el ciclo de vida. De las compañías de fabricación y suministro de transporte y las de equipos industriales consultadas, la gran mayoría (95%) consideran crítico desarrollar modelos de negocio para apoyar una estrategia de producto as-a-service. Sin embargo, sólo el 10% de las empresas de transporte y el 18% de las empresas de equipos industriales creen que están bien preparados para esta evolución.

El impacto potencial por no invertir en tecnologías digitales se ha estudiado en el informe, Innovation-Driven Growth. Este estudio demuestra que las empresas líderes van más allá de crear un buen producto o servicio, lo que hacen es innovar para ofrecer experiencias diferenciadas a los clientes, que pueden generar un aumento de ingresos anual del 3 al 7%. Es esta innovación la que está siendo impulsada por la adopción y aplicación de tecnologías digitales.

Durante su participación en Hannover Messe, Eric Schaeffer, senior managing director y responsable de la práctica Industrial de Accenture ha señalado: “Las empresas industriales necesitan una visión integral para crear valor: una visión que utilice el poder de los servicios inteligentes como la columna vertebral de la cadena de valor del end-to-end digital. El resultado de tener una visión tan completa es obtener clientes significativamente más satisfechos – así como mayores ingresos y márgenes operativos”.

Las empresas industriales encuestadas en el informe Technology Vision 2017 ven la inteligencia artificial como la nueva era de la informática, que está pasando de un enfoque del móvil primero a un enfoque IA primero. En este sentido, los ejecutivos consultados esperan que la IA revolucione la forma en que recopilan información de sus clientes e interactúan con ellos. También la ven como un facilitador clave para los productos inteligentes. De hecho, el 54% de las compañías de transporte y el 37% de las industriales esperan ver un cambio significativo como resultado de la implementación de la inteligencia artificial.

Fuente: CIO

Transformación Digital: Asignatura pendiente para el 95% de las empresas

Dell EMC acaba de publicar los resultados de un nuevo estudio, llevado a cabo por Enterprise Strategy Group (ESG), que revela que una gran parte de los directivos y de los responsables de TI de grandes compañías de todo el mundo piensa que sus organizaciones tienen aún un largo camino por recorrer en lo que se refiere a la transformación de TI necesaria para mantener su competitividad.

Este proceso de digitalización es una necesidad que deben afrontar todas las organizaciones. Sin embargo, el estudio muestra que el 95% de las empresas corre el riesgo de quedarse atrás frente a un grupo de competidores que está llevando a cabo de forma decidida la transformación de sus infraestructuras de TI, procesos y modalidades de entrega de productos y servicios, con el fin de acelerar su crecimiento y poder convertirse en verdaderos negocios digitales.

A juicio de David Goulden, presidente de Dell EMC, “estos resultados reflejan cómo la gran mayoría de las empresas son conscientes de que necesitan optimizar sus infraestructuras existentes para poder aprovechar las oportunidades de la era digital”. Claro que este análisis, continúa, también muestra que “la mayoría de los encuestados se están dejando ganar por un pequeño grupo de compañías que han sido capaces de abordar con éxito la transformación de sus TI y están logrando competir con mayor fuerza gracias a ello”. No obstante, para el directivo, “a medida que las organizaciones avancen en sus inversiones de transformación de TI, serán capaces de superar el conflicto entre las tecnologías heredadas y las iniciativas empresariales digitales para alcanzar sus objetivos de negocio, acelerar el time to market y aumentar su competitividad”.

Con el fin de establecer en qué etapa de la digitalización se encuentran las empresas, el informe clasifica a las mil organizaciones participantes en cuatro categorías diferentes con respecto a su grado de maduración. Así, las que se quedan atrás en transformación digital son el 12%; las que han iniciado el despliegue, pero todavía es mínimo son el 42%; las que están realizando una implementación moderada suman el 41%; y las más avanzadas totalizan el 5%.

Por otro lado, la mayoría de los encuestados (71%) está de acuerdo en que abordar la transformación de TI resulta esencial para la competitividad empresarial. De hecho, de las compañías que se encuentran en la cuarta categoría, el 85% cree que sus organizaciones están en una posición “muy fuerte” o “fuerte” para competir y triunfar en sus mercados en los próximos años, frente al 43% de las empresas menos maduras.

Además, gracias a su avanzado grado de maduración, estas compañías consiguieron superar sus objetivos de facturación (96%) el año pasado, tienen ocho veces más posibilidades de hacer que los departamentos de Negocio y Tecnología trabajen de forma alineada, ejecutan sus recursos de TI como un centro de beneficio en lugar de como un centro de costes, y aprovechan los recursos de TI para acelerar la innovación de productos y el time to market.

Finalmente, y según este estudio, la adopción de nuevos procesos de TI, como las capacidades de aprovisionamiento self-service, la ejecución de TI como una nube pública y el uso de metodologías de DevOps, pueden ser atributos de una empresa transformada con éxito. De hecho, el 26% de los encuestados afirma disponer de capacidades de autoservicio, el 65% ha realizado progresos “excelentes” o “aceptables” para proporcionar a los usuarios finales la misma capacidad de provisionar recursos de TI que pueden obtener de un proveedor de cloud público, y el 43% dice haber adoptado los principios y las mejores prácticas de DevOps.

Fuente: Corporateit