La educación online es una tendencia que va ganando terreno en Chile

Este año, la Comisión de Acreditación Nacional hará una propuesta para la certificación de estos programas.

Poco a poco, la formación online va ganando terreno en Chile. Según el Ministerio de Educación, del total de alumnos cursando una carrera de educación superior de pregrado en nuestro país en 2016, el 2,1% está en un programa a distancia y 0,6% en semipresencial. “Si bien el porcentaje de personas en esta modalidad es bajo, al analizar los últimos cinco años se aprecia un incremento de la matrícula total de pregrado en programas a distancia de 8.291 alumnos matriculados en 2012 a 24.659 en 2016”, destaca el Mineduc.

Claro que si el análisis se hace solo respecto de 2015, se observa que en 2016 el número de alumnos en programas a distancia creció 21%, es decir, 4.288 alumnos más que en 2016. Asimismo, del total de carreras de pregrado que ofrece el sistema a 2017, los programas a distancia representan el 2,9%, y los semipresenciales el 1,7%. Más de la mitad de las carreras para este año son diurnas y presenciales (55,8%).

Claro que si bien el número de programas o carreras en esta modalidad es baja, si se analiza la evolución entre los años 2012 y 2016 se observa un alza importante en la oferta de programas a distancia, que pasa de 87 en el año 2012 a 361 en 2016.

Llama la atención que entre 2016 y 2017, “el número de carreras o programas de pregrado a distancia disminuyó en -11,6%, lo que implica que el sistema en su conjunto este año ofrece a los alumnos 42 programas menos en esta modalidad que en 2016”.

A ello se suma la oferta de cientos de cursos de especialización disponibles online en Chile y el mundo, muchos de ellos gratis.

Tendencia Mundial

Aquí hay una oportunidad para todos. “La educación a nivel mundial se ha ido transformado hacia modelos online o semipresenciales (o blended), los que responden mejor a las necesidades actuales de los alumnos, especialmente a aquellos que ya trabajan o tienen otras actividades relevantes, por lo tanto necesitan aprender desde cualquier lugar y en cualquier momento, a su propio ritmo (‘anytime, anywhere’)”, destaca Luz Montero, directora de la recientemente creada UC Virtual.

Esto sumado a los avances en las tecnologías educativas e informáticas, al acceso masivo  a internet y al gran uso de dispositivos móviles “permite implementar una nueva forma de enseñanza aprendizaje por medio del e-learning: orientada a desarrollar competencias, globalizada, digital, deslocalizada, en la que las redes y el trabajo colaborativo son clave”, destaca.

Por ejemplo, cita que según el Report Card, Tracking Online Education in the US, de febrero de 2016, en Estados Unidos, la matrícula de pregrado de alumnos online sigue creciendo (3,9% anual en los últimos dos años), en un contexto de disminución de matrículas totales (-0,7%). Actualmente, esta representa el 28% del total (5,8 MM), de los cuales la mitad corresponde a programas “exclusivamente online”, segmento que más crece en los últimos años.

Para Patricio del Sol, profesor de Estrategia y director de UAI Open, la educación online es  una “radical oportunidad para sustituir parte del método de enseñanza mayoritariamente utilizado hoy. Algunas universidades pueden decidir subirse a la revolución de internet e invertir hoy en capacidades de educación online”.

Esto les permitiría acceder a una fuente inagotable de contenido, mejorar la calidad de sus programas, aumentar radicalmente la productividad de sus profesores, bajar los costos de las instalaciones físicas, y reducir las barreras geográficas y horarias de los alumnos.

“Mientras que en la mayoría de las industrias la tecnología ha permitido bajar los costos de los productos y servicios significativamente, los ya altísimos costos de la educación universitaria han crecido en todo el mundo, año a año, por décadas. Esto porque el método de enseñanza que actualmente utilizan las universidades no ha cambiado mucho desde que Aristóteles enseñaba en el liceo ateniense: un grupo relativamente pequeño de jóvenes se reúnen en un lugar, a una determinada hora, a escuchar la sabiduría de un profesor”.

Según Del Sol -que en 2013 dictó un curso online de Evaluación de Decisiones Estratégicas donde se inscribieron 120.000 alumnos de varios países, de los cuales 27.000 lo terminaron- “los analistas están pronosticando que el surgimiento de la educación online revolucionará toda la industria de la educación superior y revertirá finalmente esta tendencia, de aumento de costo y de productividad estancada, que ha afectado a la educación universitaria por tantos años”.

Lo disruptivo de los cursos online es el aumento de escala y productividad que gatillan. “Enseñando en un curso de 60 alumnos por año, demoraría 450 años en enseñarle a 27.000 alumnos. Con un profesor por curso de 60 alumnos, se necesitarían 450 profesores para dictar este curso a 27.000 alumnos”, dice Patricio del Sol.

“Las economías de escala y aprendizaje y las externalidades de red asociadas a internet, abren la oportunidad a las universidades de instalarse en un círculo virtuoso: más personas se matriculan en los programas, mejores profesores quieren enseñar en este, más y mejores programas se ofrecen, más personas se matriculan en los programas, cerrándose así el círculo”.

Aprender desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Fuente: Eyn    

Advertisements

Micro y pequeños empresarios se capacitan de manera online

Desde hace un mes, miles de emprendedores de todo Chile están participando de Cursos Clic, una iniciativa que busca capacitar y entregar conocimientos útiles a los emprendedores para rentabilizar negocios y aprender un mejor manejo de sus finanzas.  

En el “año de la productividad”, adquieren especial relevancia plataformas online que ayuden a mejorar la eficiencia de los negocios. Un ejemplo son los Cursos Clic (www.entel.cl/cursosclic) que ayudan a que micro y pequeños empresarios de todo el país se capaciten y mejoren la productividad de sus empresas. Estos cursos son gratuitos, se dictan tanto de manera presencial, como por internet, y quienes participen en más de cuatro clases, podrán obtener una certificación de Endeavor.

Se trata de un programa ofrecido por Entel Empresas de manera gratuita a todo quien se inscriba en Comunidad Empresas (ver recuadro). La idea es entregar material que resulte de utilidad para perfeccionar conocimientos, rentabilizar negocios y aprender un mejor manejo de las finanzas, de modo mejorar y satisfacer las necesidades de los usuarios en beneficio de la productividad.

Gustavo Larraín, gerente de Márketing y Productos Mercado Empresas de Entel, cuenta que hasta ahora, la versión presencial ya cuenta con más de 3 mil postulaciones, mientras que la modalidad online alcanza más de 10 mil inscritos, para un total de seis cursos.

“Los Cursos Clic se realizan una vez al año. Sin embargo, por la buena acogida de las dos últimas versiones, no se descarta, para el año 2017, poder contar con programas semestrales”, dice el ejecutivo.

Temas de interés

Con el fin de aprender de manera cercana y dinámica, todos los cursos, dictados por profesores Endeavor, se inician con un “caso de éxito”, y los contenidos abordados están diseñados especialmente para que sean temas similares a la realidad de las empresas que participan. También los asistentes pueden acceder a una valiosa red de networking en cada sesión.

“Como Entel Empresas, es muy importante poder entregar cursos de capacitación gratuita a pequeños y microempresarios que se encuentran a lo largo de todo Chile”, dice Gustavo Larraín, y añade que por esta razón,  el principal foco de los Cursos Clic 2016 está puesto en su modalidad online, ya que permite poder acceder a material que resulte de utilidad en cualquier momento o lugar.

Comunidad empresas

La Comunidad Empresas de Entel es un ecosistema digital que ya suma 60 mil usuarios de todo Chile. Es de inscripción gratuita para fomentar que los microempresarios y pymes chilenas puedan acceder a herramientas que les ayuden a potenciar sus negocios y no es necesario ser cliente de Entel.

Fuente: Entel

Cuatro tendencias tecnológicas en las empresas

Realidad virtual, educación tecnológica, Internet de las Cosas y Pay of Things son los caballos de batalla en materia de aplicaciones para la pequeña y mediana empresa.  

Año tras año la tecnología avanza más y rápidamente. Es increíble pensar que en el 2007 se presentó el primer smartphone como tal (el primer iPhone) y hoy a menos de 10 años, ya estamos hablando de accesorios para vestuario o incluso proyectando prótesis para mejorar el rendimiento del cuerpo, como si fueran creaciones salidas de novelas “cyberpunk”.

Como para nadie es un misterio que la tecnología evoluciona con rapidez asombrosa, el área empresarial también constituyen un campo fértil para que la tecnología se desarrolle y se apliquen soluciones en los más diversos ámbitos de acción tendientes a mejorar los niveles de producción o hacer más expeditos los procesos.

En este escenario diversos especialistas se propusieron concentrar las cuatro tecnologías o conceptos que no deberían estar ausentes de una pequeña o mediana empresa el 2016. Los entendidos plantearon como propuestas: la realidad virtual, la educación tecnológica, el Internet de las Cosas y Pay of Things.

Internet de las cosas (IoT)

De acuerdo a la consultora mundial IDC hoy ya existen 13 mil millones de “cosas” – dispositivos y aparatos en general – conectados entre sí en el planeta. Se proyecta que para el 2020 esta cifra alcanzará los 30 mil millones.

Con eso en mente y sabiendo que en el 2015 la Internet de las Cosas se posicionó como uno de los principales hitos en innovación, conectividad y tecnología. En esa línea los fabricantes están orientados en ofrecer productos que cumplan con las necesidades de los usuarios y ayuden a masificar estas nuevas innovaciones para crear ecosistemas plenamente conectados, que “hablen entre sí”.

IoT traerá un nuevo valor a las vidas de los consumidores potenciando objetos cotidianos en dispositivos conectados inteligentes.

PoT (Pay of Things)

La tendencia de la billetera móvil o e-wallet se está extendiendo a la mayoría de los mercados. Si bien Estados Unidos y Asia lideran la iniciativa que ha sido apalancada por las plataformas digitales asociadas a los últimos teléfonos inteligentes nuestro país no está ajeno a esto a través de diversas propuestas que permiten el llamado “pago inteligente” hace algunos años.

La idea de esto es poder hacer altamente eficiente las compras, demorando menos tiempo el proceso completo, con mayor control por parte del usuario y sin necesidad de extender o pasar los diferentes documentos bancarios.

Educación Tecnológica

Una de las marcadas tendencias que se proyectan para los próximos años es el uso de la tecnología en la educación en base a las soluciones TI, no solo en referencia a los computadores o tablets mismas. En este sentido, la educación comenzará a transformarse gracias a la aplicación del software a los dispositivos, para generar nuevas experiencias de compartir, usar la nube y estudiar. En esta materia ya hay ejemplos de iniciativas piloto y emprendimientos en Chile. El primero corresponde a los dos establecimientos denominados “colegios del futuro”, donde diversos partners han contribuido para integrar variadas tecnologías que apunten a mejorar la calidad de la enseñanza con la adición de diferentes plataformas o dispositivos.

Lo segundo es la iniciativa que lleva Lab4U, emprendimiento chileno reconocido a nivel global, que busca hacer más atractiva la enseñanza de diferentes materias científicas transformando un Smartphone en una verdadera varita mágica que ejemplifica los ejercicios teóricos a los niños, acercándolos de forma más empírica a las materias.

Realidad Virtual

La realidad virtual es un término que se viene acuñando desde hace ya largo rato. Pese a ello, se supone que en este 2016 la tecnología llegará al segmento masivo. Algunos ejemplos en la materia son los lentes Oculus Rift, los Gear VR Consumer Edition y los Google Glass, que si bien no te extraen de tu entorno, es un device que te va entregando información en tiempo real, en pantalla, delante de tus ojos.

En este sentido, ya hay aerolíneas que están realizando procesos experimentales para dar a los clientes una experiencia espectacular en tres dimensiones en un formato interactivo de 360 grados.

Si cualquier empresa incorpora alguno de estos conceptos a su emprendimiento, parte del éxito, crecimiento o desarrollo podría estar asegurada.

Fuente: Emol