7 consejos para triunfar en el mundo del eCommerce

Finalizado un nuevo e-commerce Day en nuestro país, revisamos el estado actual del comercio electrónico, las tendencias y las oportunidades que representan tanto para las empresas como para los consumidores.

Gracias al análisis de Big Data y analytics, las tiendas pueden encontrar al cliente correcto en el momento indicado y para el producto adecuado. Esto significa, que con la cantidad de información histórica que hoy genera el comercio electrónico en base al comportamiento de compra de los usuarios, se puede tomar toda esta inteligencia, procesarla y así mejorar la experiencia de los compradores.

Miguel Elías, Gerente de Negocios Online de Samsung Electronics Chile, entrega siete consejos para enriquecer la experiencia de compra de los clientes y cómo identificar aquellos puntos en donde se pueden introducir mejoras y contar con una base de usuarios fieles y satisfechos.

1. Una presencia mobile es indispensable: Con más del 50% de las búsquedas en la Web hechas desde dispositivos móviles en Chile, ¿cómo pueden las empresas aprovechar esa oportunidad y capitalizarla en beneficio de sus ventas? No hablamos sólo de personas que buscan antes de salir de casa a una tienda, sino de consumidores que desde la misma tienda realizan otras búsquedas para tener opiniones de otros clientes respecto de un producto o servicio o incluso compararlo con otros. Las marcas deben estar en el mundo móvil para ser competitivas.

2. Aprovechar la alta bancarización en Chile: Los medios de pago son totalmente relevantes para impulsar el comercio electrónico. En Chile, si bien no tenemos una amplia masa de consumidores como Brasil, sí contamos con la gran ventaja de tener la base necesaria para el e-commerce. Con esto nos referimos a una alta bancarización, acceso a tarjetas de crédito y penetración de Internet, que en nuestro caso se encuentra por sobre el 70% y somos el número 10 a nivel mundial en este tema. En este sentido, el siguiente desafío es contar con mayor competencia y no perder nunca de vista avanzar en cuanto a la seguridad de los pagos.

3.El e-commerce está abierto a todas las categorías de productos y servicios: En Chile, el comercio electrónico ha crecido de forma sostenida durante los últimos años y las personas se están aventurando cada vez más a explorar categorías nuevas. Al comienzo fue muy fuerte con los grandes productos de tecnología, pero ahora rubros como ropa, alimentos, viajes y múltiples experiencias de entretenimiento tienen un espacio ganado entre los consumidores. Por esto, desde pequeñas tiendas hasta grandes retailers tienen mucho potencial de éxito.

4. Clientes expertos. No debemos desestimar su conocimiento: Una falencia que se debe evitar al hablar de un canal de e-commerce, es asumir que uno como vendedor sabe más que el cliente respecto a lo que está buscando en un sitio. Tenemos que hacer las cosas fáciles para ellos: tener un buscador y estructura de navegación que permita encontrar los productos de forma rápida y sencilla, sin perder de vista la amplitud de inventario.

5. Por obvio que suene, el mundo físico y digital son distintos: Es importante no autoimponer barreras de sistema legacy al mundo online, es decir, procedimientos heredados o antiguos que generalmente se traspasan desde el canal de venta física al digital, y que sólo complican más la experiencia del cliente. Un error común es hacer perder tiempo al consumidor pidiéndole datos innecesarios para cerrar una venta por e-commerce, pero que para una compra o boleta física eran parte de la rutina. Por ejemplo, de nada sirve pedir la dirección de despacho si la persona seleccionó la opción de retirar un producto en tienda.

6. Transparencia 24/7: La confianza es uno de los atributos que definen la lealtad de un cliente en una compra online a futuro. Debemos ser 100% transparentes con las condiciones de precios, disponibilidad y logística. Una buena práctica es mantener informado al cliente, durante todo el proceso de compra y de forma proactiva, lo que está ocurriendo con su pedido. Así por ejemplo, los sistemas de tracking online para ver minuto a minuto dónde está el paquete se vuelven muy relevantes.

7. Realidad aumentada y NFC: los próximos pasos para el e-commerce: Una tendencia que se está imponiendo con fuerza es la realidad aumentada asociada a procesos de compra online. Por ejemplo, cómo un usuario a través de un dispositivo móvil puede reconocer objetos del mundo real, a través de la cámara en su smartphone, para luego ser enlazado a sitios de comercio que los ofrezcan. Este tipo de interacciones estará disponible en el futuro gracias a equipos como el Galaxy S8, que junto a la interfaz Bixby de Samsung, permitirán reconocer imágenes fijas y en vivo para relacionarlas con el mundo digital.

Por otro lado, vemos con más frecuencia que en distintas partes del mundo es común no usar la tarjeta para pagar. Aquí, tecnologías como NFC o el llamado pago sin contacto, además de tecnologías como la de Samsung Pay, que ya está disponible en otros países, permiten que el celular controle tus gastos sin tener que abrir la billetera.  A esto se suman las tecnologías de recordación de datos de tarjetas o las que permiten escanearlas para no ingresar la información a mano, lo que hace más simple la compra. Si los datos se almacenan de forma segura para conocimiento de los usuarios, éstos preferirán siempre tener una experiencia más rápida.

Fuente: Corporateit

Advertisements

eCommerce Day: La tecnología aplicada en la experiencia de compra en Chile

El acceso a nuevas tecnologías y los avances de Internet, además de los cambios de hábitos y el nivel de manejo de plataformas y dispositivos, han cambiado el comportamiento de los consumidores y expandido la venta de diversos productos y servicios hacia nuevos canales.

Hoy las personas se sienten más seguras de realizar transacciones online. Según cifras del estudio “El consumidor online chileno” de Adimark, un 22% de chilenos afirma haber comprado por Internet durante el último año, siendo en su mayoría personas entre 25 y 44 años del sector socioeconómico ABC1 y C2. En este último aspecto, 27% son Millennials y 21% pertenecen a la Generación X, lo que devela que esta tendencia irá en aumento con el paso del tiempo.

Entendiendo este escenario, los comercios debieron sumarse al mundo online y hacerse partícipes de la transformación digital, para así no sólo acercarse a nuevos clientes, sino que también ofrecer al mercado una oportunidad de compra más cómoda, rápida y sencilla. Pero ¿están preparadas las empresas chilenas para el comercio online en fechas de alta demanda?

Jornadas como el “eCommerce Day”, realizado el pasado 27 de abril, incluyen atractivas promociones y descuentos, generando gran interés de los consumidores. Según la Cámara de Comercio de Santiago, en 2016 el comercio electrónico superó los US$ 2.820 millones en nuestro país, llegando a casi 3 millones y medio de compradores. Para este 2017 se espera que la cifra se acerque a los US$ 3.400 millones, lo que representaría un crecimiento del 20%.

El aumento del tráfico web en fechas como ésta puede generar un escenario óptimo para las ventas, pero a su vez, puede ser muy difícil de manejar. En este sentido, es clave que las empresas cuenten con una infraestructura tecnológica capaz de soportar el desafío.

Actualmente, existen tecnologías capaces de facilitar la experiencia de compra online. Por ejemplo, los controladores de entrega de aplicaciones o ADC (Application Delivery Controllers) -como NetScaler de Citrix– entregan la opción de balancear la carga del sitio web y contar con la flexibilidad necesaria para satisfacer no sólo demandas actuales, sino que también los incrementos significativos de tráfico que se producen en eventos como el eCommerce Day. Además son escalables, permiten optimizar recursos, disminuir tiempos de inactividad y cuentan con mecanismos de protección capaces de frustrar ataques cibernéticos.

Aunque las ofertas sean atractivas, si al momento de querer concretar la compra el sitio no funciona o si la espera para ver productos se vuelve interminable, no se cumple con la promesa de accesibilidad, movilidad y rapidez del comercio online. Probablemente esto no sólo genere una oportunidad de venta desaprovechada, sino que también la pérdida de un potencial cliente para futuras oportunidades. La recomendación entonces es acompañar las estrategias de e-commerce con la incorporación de tecnologías que permitan una mejor atención a los compradores virtuales. De esta forma estaremos preparados para los requerimientos de los consumidores y sus exigencias, garantizando que el sitio web estará listo y funcionando para cumplir con una experiencia de compra acorde a sus expectativas.

Fuente: Corporateit

Comercio electrónico en Chile superará los US$ 2.800 millones en ventas este año

Según el presidente de la CCS, Peter Hill, este monto de debe a que el e-commerce mantiene una “alta tasa de conectividad, profundidad financiera y digitalización de los medios de pago”.

El comercio electrónico en Chile sigue creciendo a tasas aceleradas, por lejos, las más altas de toda la economía chilena. De acuerdo a cifras divulgadas hoy por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) en el marco del eCommerce Day Santiago 2016, las ventas online superarían este año los US$ 2.800 millones.

Más de 2.400 ejecutivos, empresarios y emprendedores participaron en la octava versión del eCommerce Day Santiago 2016, organizado en conjunto por la Cámara de Comercio de Santiago y el Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico (eInstitute).

En su discurso de inauguración del evento, el presidente de la CCS, Peter Hill, destacó las ventajas del país como plataforma para hacer negocios online “dada a su alta tasa de conectividad, su profundidad financiera y la digitalización de los medios de pago, lo que se ha traducido en tasas de crecimiento persistentemente por encima del resto de las actividades comerciales”.

En ese marco, el dirigente gremial estimó que las ventas online volverán a crecer este año en torno al 20% “casi diez veces más rápido que el crecimiento de las ventas en tiendas físicas”.

Desafíos del e-commerce

Por el lado de la demanda, la CCS informó que el número de usuarios de internet superó los 13 millones de personas, representando el 75% de la población. De ellos, cuatro millones y medio son compradores online habituales, los que gastan en promedio 620 dólares al año en sus compras online.

Si bien las grandes empresas del retail se encuentran ampliamente incorporadas al e-commerce, la CCS manifestó su preocupación por la gran cantidad de pequeños comercios que mantiene ajeno a estos desarrollos.

De acuerdo a estimaciones del Centro Economía Digital de la entidad, menos del 5% del pequeño comercio ha despegado su presencia de ventas en canales online, lo que en algunas categorías, sobre todo en el área de bienes durables, las está dejando fuera del radar de los consumidores, que cada vez adoptan con más fuerza el hábito de tomar decisiones de compra basados en la oferta disponible en Internet.

La CCS exhibió cifras que muestran cómo en algunas de estas categorías, como equipamiento doméstico, fotografía y tecnología, el avance del e-commerce ha influido en la desaparición de empresas y drásticas caídas en las ventas, las que se pudieron evitar con una adecuada adopción de estos nuevos formatos.

El estudio también incluyó antecedentes sobre el avance de las compras online al exterior, conocido como e-commerce transfronterizo, área que de acuerdo a la CCS representa el 6% de las compras totales online y crece a gran velocidad. El fuerte crecimiento de las compras a países asiáticos, en particular China, explica en gran parte este fenómeno.

En materia de nuevos desarrollos, la CCS se refirió a la expansión de los modelos basados en la llamada “Economía Colaborativa”, dentro de la cual se circunscriben plataformas como las de transporte privado de personas, y que han levantado gran polémica en estos últimos días. La CCS indicó que el avance de estos modelos es una realidad incontrarrestable de la que hay que hacerse cargo a través, por ejemplo, de la modernización de los marcos regulatorios sobre los que operan.

Fuente: Emol