Consejos para diseñar una Tienda Online

Hoy vamos a hablar sobre cómo diseñar una tienda online y proporcionar una serie de consejos para que el resultado sea perfecto para poner nuestros productos de manera exitosa en el mercado online.

A la hora de diseñar una tienda online, debemos tener en cuenta que la venta online ha revolucionado la forma de vender en los últimos años, permitiéndonos adquirir productos o servicios, así como venderlos, desde cualquier lugar del mundo y en cualquier momento, sin horarios. Con todo ello, hemos de tener en cuenta que para diseñar una tienda online, necesitamos conocer las características de los clientes potenciales de manera que podamos atraer su atención sobre la oferta de productos y servicios, frente al resto de oferta online.

Para ello, debemos diseñar una tienda online que además de original, vistosa y atractiva, sea funcional, sencilla de navegar, limpia y organizada, de manera que la experiencia de compra de los clientes sea lo más fluida y agradable posible.

La tienda online, los clientes y la imagen de marca

A la hora de diseñar una tienda online, es conveniente entender que esta será el elemento más importante del negocio a la hora de vender en Internet. No solo será la cara visible de la marca, sino que será la primera impresión que un cliente potencial reciba a la hora de entrar en ella tras realizar una búsqueda de productos en los motores de búsqueda. Debido a ello, para diseñar una tienda online no solo debemos pensar en la estética, sino también en la funcionalidad, de manera que cumpla todas las exigencias de un cliente potencial, al mismo tiempo que se ajuste perfectamente a la imagen de marca del negocio. Podríamos decir que esta pareja de factores, marca – cliente, es lo más importante a tener en cuenta a la hora de diseñar una tienda online.

Clientes objetivo

Para que tras diseñar una tienda online, esta resulte eficiente, necesitamos que motive a los clientes a comprar los productos ofrecidos. Hemos de tener en cuenta que el cliente potencial online no se comporta ni piensa igual que la media de clientes de una tienda física tradicional. A diferencia de estos, la atención que prestan a la oferta de productos es mucho más breve ya que normalmente realizan múltiples búsquedas y checks simultáneos en varias tiendas online. Esto conlleva que en el momento en que pierdan la atención, lo más probable es que abandonen la página web y continúen en otras opciones. Para prolongar lo más posible el tiempo de atención de los clientes potenciales en nuestra página, debemos, a la hora de diseñar una tienda online, incluir todos aquellos elementos de diseño, técnicas y funcionalidades que sean más apropiadas para cumplir con los deseos y necesidades de nuestro tipo de clientes potenciales, que previamente debemos identificar, haciéndonos preguntas como:

¿Quiénes son los clientes potenciales? ¿Qué necesitan esos clientes? ¿Por qué necesitan los productos ofertados? ¿Les interesan todos los productos?

Diseñar una página web que resulte fiable, funcional y estéticamente atractiva, afectará directamente a la visión que los clientes potenciales tienen de la marca, actuando como gancho no solamente para atraer nuevos usuarios, sino para mantener una base de clientes satisfechos que retornen a ella. En sentido contrario, diseñar una página web incómoda, arcaica o poco atractiva, cuyas funcionalidades sean un problema más que una cómoda experiencia para el cliente, conllevarán una degradación de la confianza online en la marca, con la consiguiente pérdida de clientes.
Consejos para diseñar una tienda online

Si lo que queremos es diseñar una página web que resulte eficaz para atraer y fidelizar clientes, el proceso está lejos de ser sencillo. Existen muchos factores a tener en cuenta y que debemos recordar. Vamos a ver una serie de consejos de cara a conseguirlo con éxito:

La apariencia de la tienda online es un factor clave

Como comentábamos anteriormente, la primera impresión del cliente al entrar en una página web es clave, especialmente cuando de lo que estamos hablando es de una tienda online. Con un sólo primer golpe de vista un cliente va a poder identificar si la tienda online merece o no su atención. En lo que a la apariencia se refiere, al diseñar una tienda online deberemos cuidar mucho el equilibrio entre imágen y texto, técnicas utilizadas, colores escogidos y estructura de la página, de forma que los clientes potenciales tengan una experiencia fluida y cómoda que ancle su interés en navegar por la misma.

Anclar el interés de los clientes es muy importante

Una cosa es motivar al cliente a navegar por la tienda online y otra muy distinta es fijar su interés en los productos de la misma. Dependiendo de los productos o servicios ofertados, deberemos escoger las imágenes más apropiadas para mostrar lo que se vende en la tienda online que hemos diseñado, de manera que sean perfectamente ilustrativas de los productos que se venden y que ayuden al usuario de la tienda online a hacerse una idea inicial perfecta de qué es lo que se le está vendiendo. Al mismo tiempo, debemos encontrar el equilibrio entre el uso de imágenes y su tamaño y optimización, dado que a mayor uso de imágenes, mayor tiempo de carga. Nos interesa diseñar una tienda online de una apariencia extraordinaria tanto como una tienda online rápida y que provea una navegación fluida.

La información de los productos debe ser clara y específica

A la hora de diseñar una tienda online, podemos decir que una imágen vale más que mil palabras sería una expresión válida. Sin embargo, no debemos circunscribir toda la información a las imágenes, dado que no es suficiente para empujar al cliente a comprar el producto. Debemos combinar las imágenes con la suficiente información escrita y relevante acerca de todos los productos, sus características y sus atributos, junto con instrucciones, opiniones o análisis de interés, no solo a nivel informativo sino también a nivel de obtención de mejores rankings de posicionamiento en motores de búsqueda. La información, repetimos, debe ser clara y relevante; la información de relleno por relleno puede provocar y provocará el efecto contrario al deseado.

La tienda online debe ser fácil de usar

A la hora de comprar sus productos favoritos, a los clientes potenciales les gustan las tiendas online donde la experiencia cliente – vendedor es fluida e incluye información personalizada clara y de fácil acceso, de forma que sensación de interacción con la marca más allá de la compra de un producto, que experimenta el cliente exista y sea satisfactoria. A la hora de diseñar una tienda online, debemos asegurarnos de que una vez activa, los clientes no experimenten ninguna dificultad evitable cuando navegan o utilizan las funciones de la tienda. Debemos, por supuesto, comprobar que todas las cuestiones de índole técnica y su relación con el diseño y estructura, enlaces, imágenes, videos, etc. funcionan correctamente y de forma permanente.

Consideraciones y tendencias o técnicas a utilizar o evitar

Uno de los errores más comunes al diseñar una tienda online es aplicar por analogía y por inercia todas las últimas tendencias en diseño web sin más consideración o análisis de su impacto en las particularidades de este tipo de página web.

Sliders, popups y videos en autoplay

Lo que en una página web corporativa, blog o sitio web de contenidos puede resultar útil y atractivo, en una tienda online puede significar la decisión de un cliente de abandonarla porque le molesta la intrusión en su navegación en el catálogo de productos. Un popup molesto, que aparece una y otra vez en la pantalla del cliente, aun cuando este ha elegido no mostrarlo, es una invitación a cerrar la pestaña y navegar a la compentencia.  Utilizar de manera puntual un popup sobre una promoción puede resultar positivo. Pero debemos limitarlo muchísimo, ya que la línea que separa la información de la intrusión en la experiencia de usuario en una tienda online, es extremadamente fina.

Asimismo, el uso de videos es recomendable sobre todo para añadir análisis o demostraciones; sin embargo, hacerlo en autoplay puede resultar incómodo y restarle control de la experiencia al usuario, por lo que debemos evitarlo.

En cuanto a los sliders, existe una diferencia de criterios en la comunidad de diseño en cuanto a cuando o si utilizarlos. Mi opinión personal es que un slider coherente, con imágenes bien seleccionadas e información precisa, puede ser un buen gancho o llamada a la acción para un cliente potencial.

Optimizar la navegación y accesibilidad en dispositivos móviles

Al diseñar una tienda online, debemos cuidar de manera perfecta la navegación en dispositivos móviles. Debemos recordar que tanto la experiencia como el uso es distinto que en un ordenador de escritorio, en aspectos como los gestos y acciones, menús, imágenes, videos, etc. La accesibilidad y fluidez de la experiencia debe ser la misma en dispositivos móviles, sobre todo en un momento en el que alrededor de un 30% de las ventas de ecommerce se generan a través de dispositivos móviles.

En resumen, a la hora de diseñar una tienda online, debemos no solo de tener en cuenta aspectos estéticos, sino también de funcionalidad, optimización, accesibilidad desde dispositivos móviles y sobre todo, relación cliente – experiencia de uso, si queremos que nuestro diseño permita posicionar con éxito los productos de la marca en el mercado online.

Fuente: UGS