Encuesta de IBM revela que la mayoría de las empresas están utilizando la tecnología cloud

Una encuesta global de IBM, llevada a cabo con más de 1.000 ejecutivos de 18 industrias, señala que casi todas las empresas encuestadas están usando la nube, pero solamente en algunas áreas de su negocio. El 78% de los encuestados afirma que sus iniciativas en cloud son coordinadas o totalmente integradas; mientras que un 34% afirmaba lo mismo en 2012. Al mismo tiempo, para este 2017 se espera que casi la mitad de las cargas de trabajo permanezcan en las instalaciones actuales, con servidores dedicados.

En ese sentido, César Campos, Director Cloud Services de IBM Latin America, asegura que “a medida que las empresas puedan seguir beneficiándose de la integración de su infraestructura local con la nube, aumentan sus inversiones en nuevas cargas de trabajo en nubes públicas. Claramente, la nube -y sobre todo la nube híbrida que trata de la combinación de nubes públicas con privadas, o con infraestructura física- se está convirtiendo en una plataforma para la innovación y la transformación digital”.

Campos indica que “sabemos que la transformación digital es un proceso que toma su tiempo, lo que nos permite innovar en materia tecnológica y desarrollar mejores herramientas para el fortalecimiento del cloud”.

De esta forma, el ejecutivo señala que las cinco tendencias emergentes que IBM anticipa para la nube en 2017 serán:

1- El ascenso de la Computación Cognitiva será impulsada por la nube. La computación Cognitiva son sistemas inteligentes de análisis de datos que incorporan Inteligencia Artificial. Un número cada vez mayor de las cosas de las que dependemos – tanto en la vida personal o profesional – es el creciente océano de datos que nos rodea. De hecho, el 80% de los datos del mundo es esencialmente “oscuro” y no estructurado; recogido y almacenado por computadoras, pero invisible e inutilizable desde la perspectiva del análisis. Los sistemas cognitivos, disponibles a través de la nube, están elevando el velo sobre los llamados “datos oscuros”.

Los servidores, almacenamiento y software, se están construyendo en una plataforma de nube híbrida, que le habilita una mayor rapidez hacia las soluciones cognitivas. Esto es posible gracias a los sistemas informáticos cognitivos que pueden comprender, aprender y razonar. En 2017, las soluciones cognitivas disponibles a través de la nube seguirán conduciendo nuevas experiencias y transformando industrias enteras, desde servicios financieros y retail, hasta compañías aéreas y salud.

2. Blockchain permite mayor veracidad y confianza en cadenas de valor a través de la nube. Uno de los más emocionantes avances tecnológicos en los últimos años es el advenimiento de Blockchain, la primera plataforma global y peer-to-peer para las transacciones comerciales y personales.

Blockchain es un ledger distribuido – también conocido por libro de contabilidad que registra bloques de información – fiable y protegido por encriptación avanzada, que permite que el sistema sea lo más seguro y a prueba de fallas. Sólo un círculo cerrado de los participantes tienen acceso, y cada parte sólo puede ver la información que se les permite hacer dentro de una transacción.

Cada vez son más las empresas y organizaciones que están optando por Blockchain. Esta tendencia continuará en 2017. De hecho, se estima que la aplicación de Blockchain en las cadenas mundiales de suministro puede generar un ahorro más de US$ 100 mil millones anuales.

3. La computación en nube “serverless” está eliminando la complejidad y costo de desarrollo de aplicaciones. Una tecnología emergente llamada “computación sin servidor” hace que el uso de servidores virtuales y físicos sea completamente invisible para los desarrolladores.

Esta tecnología – ofrecida en la nube – está empezando a desentrañar las ventajas competitivas que cambian el juego para las organizaciones de todos los tamaños. En 2017, más empresas aprovecharán sus beneficios, incluyendo la reducción del tiempo de desarrollo y costo más bajo.

4. Seguridad: cloud computing va a facilitar la seguridad. Durante 2016 fuimos espectadores de un gran número de noticias sobre violaciones de seguridad de TI que afectan a negocios, gobiernos y ciudadanos. Y los problemas de seguridad siguen apareciendo como un importante inhibidor de la adopción de la computación en la nube. A pesar de que la amenaza es real, los principales proveedores de cloud están tomando medidas extraordinarias para construir nuevos sistemas de seguridad.

En 2017, nuevas capacidades cognitivas acelerarán la transformación de las vulnerabilidades de seguridad percibidas de la nube. Generarán hipótesis, razonamiento basado en la evidencia y recomendaciones para mejorar la toma de decisiones. Como resultado, la seguridad cognitiva ayudará a abordar la falta de capacidades actuales, acelerar las respuestas y ayudar a reducir el costo y la complejidad de hacer frente a la delincuencia informática.

5. La transformación de la cultura está impulsando el camino hacia la nube. A medida que más y más organizaciones adoptan la nube, el trayecto requerirá una transformación que va más allá de la tecnología. Investigadores, desarrolladores, startups y organizaciones en general deben adoptar un cambio de cultura que priorice la experiencia del usuario y mejore la colaboración, la libertad para experimentar y un enfoque empresarial agudo.

Fuente: Emb

Advertisements

Pymes: Tres claves para irse a la nube

El Cloud Computing prosigue su vertiginosa expansión en todo el mundo. Actualmente, en buena parte, sostiene incluso el crecimiento del gasto en TI a nivel global; de hecho, según IDC se espera que para el año 2020 las soluciones de este tipo representen el 60 por ciento de la inversión en infraestructura de TI y alrededor del 70 por ciento del gasto en tecnología y software.

Esto permite formarnos una clara idea de lo irreversible que es esta tendencia, que se ha convertido en un verdadero catalizador para la industria de TI y, por supuesto, para las empresas de todo sector y tamaño. Sin embargo, debido a la creciente oferta de soluciones basadas en la nube, en sus diversas modalidades y “sabores”, por así decirlo, se hace cada vez más difícil para las organizaciones seleccionar y contratar a los proveedores de servicios basados en la nube. Por ello, destacamos algunos aspectos clave para que su negocio no sólo no se quede fuera de la nube sino que también pueda optar por la mejor solución.

En primer lugar, hay que tener muy claro el porqué a la hora de llevar su negocio a la nube. Esto significa que hay que comprender que el Cloud Computing si bien es, respecto de las soluciones on-premise, sinónimo inmediato de ahorro de costos, es mucho más que eso.

La nube permite ganar agilidad para que su empresa pueda adaptarse a los cambios del mercado, con mayor flexibilidad para escalar en las capacidades de su infraestructura tecnológica de manera más acorde con sus propios ciclos de negocios, reduciendo el time-to-market de sus nuevas soluciones y, por sobre todo, que incremente sus capacidades para impulsar la innovación permanente, tanto al interior de la organización como en toda la cadena de valor, cuestión que en estos días, y de cara al futuro cercano, es prácticamente un tema de subsistencia.  Para decirlo en términos sencillos: si su negocio no tiene agilidad, perderá competitividad y no logrará “flotar” en los desafiantes nuevos escenarios.

Ahora, cuando hablamos de innovación, nos referimos a TI capaces de acelerar la transformación digital de su empresa, esto es, no sólo deben ser herramientas para que su negocio opere, sino que deben ayudar a descubrir e implementar nuevas formas de hacer las cosas así como contribuir a agregar valor al mismo negocio, a desarrollar incluso otros servicios y productos, potenciando nuevos modelos y formas de generar ganancias.

La experiencia lo ha demostrado en diversos países de América Latina y la Unión Europea, al  entregar soluciones flexibles, especialmente diseñadas para cada cliente, acorde a sus necesidades específicas, lo que permite mantener el foco en la productividad del negocio.

La innovación nos lleva a un segundo aspecto determinante a la hora de contratar estos servicios. Hay que elegir siempre a proveedores que maximicen la flexibilidad a la hora del pago por los servicios, es decir, que siempre se trate de servicios bajo demanda, lo cual no es otra cosa que cancelar por aquellos que su empresa necesita durante el tiempo que lo requiera.  Con ello, se subraya una de las virtudes esenciales de los servicios Cloud, en relación a lo que ofrecía tradicionalmente la industria de TI, ya que hoy la brecha y/o el riesgo asociado a invertir en tecnología es menor, en tanto su vigencia, capacidad y vida útil no está “amarrada” a contratos con “letra chica”, en donde la innovación estaba limitada a determinados períodos de tiempo, con proyecciones muchas veces irreales.

En tercer lugar, debe conocer muy bien a su proveedor. El Cloud Computing ya no desata aprensiones de seguridad como antaño, sin embargo, seleccionar un proveedor que cuente con una infraestructura de TI sólida, con partners reconocidos y una cartera de clientes de prestigio es clave para confiar. El nivel de seguridad y disponibilidad, los planes de recuperación y su correspondiente gestión, las certificaciones de sus data center y del personal, entre otros aspectos, son credenciales que debe inclinar la balanza a la hora de contratar a quien será su partner.

En este ítem, es importante que su proveedor de servicios cuente también con un soporte expedito y de calidad, de forma que ante cualquier eventualidad Ud. tenga a quien dirigirse con rapidez.

De esta manera, Ud. tendrá la certeza que su empresa estará sentando las bases para mejorar su negocio, de la mano de un aliado estrecho y confiable, en donde la palabra nube será sinónimo de menores costos, pero antes que todo de agilidad y competitividad.

Fuente: Tecnopymes

Cloud Computing, IoT, Big Data y Analytics evolucionarán este 2017

El mundo está migrando hacia la nube; el 2016 fue un año importante para la consolidación del “Cloud Computing” y con la llegada del 2017 se espera que más empresas se muden a esta tendencia, destinando más recursos a la innovación y aprovechando las ventajas del uso eficiente de la tecnología.

Gracias a la consolidación del mercado digital en el 2016, son cada vez más las compañías que operan bajo esta nueva “economía digital” como un modelo que les permite llegar más lejos, siendo parte fundamental de la transformación que viven las empresas, con la nube como eje transversal para su funcionamiento.

Asimismo, al interior de las compañías los departamentos evolucionaron; los encargados de finanzas, recursos humanos, marketing e incluso los de sistemas, se convirtieron en piezas claves para las compañías, apoyando estratégicamente el crecimiento de las mismas, aprovechando las nuevas tecnologías.

Sin embargo, estos cambios son solo el comienzo de lo que viene en 2017, un año en el cual la disrupción digital seguirá su avance, brindando a las compañías agilidad y rapidez de cara a las necesidad de sus usuarios finales.

Para los expertos de Oracle, las predicciones tecnológicas para 2017 son:

Más empresas se subirán a la nube: Con las transformaciones constantes que vive el mercado TI, las empresas adoptarán soluciones más eficientes para manejar su infraestructura en nube, siendo éstas administradas por compañías especializadas en Cloud. De acuerdo con Mark Hurd, CEO de Oracle, para 2025 la mayoría de los datos empresariales estarán almacenados en la nube.

Pymes con soluciones de talla mundial: Cada vez más, las pequeñas y medianas empresas utilizarán los mismos sistemas tecnológicos que usan hoy en día las grandes multinacionales, sin necesidad de destinar grandes cantidades de dinero. Las PyMEs utilizarán soluciones de negocio en nube y pagarán según su uso.

El Boom del Cloud Machine: Las entidades públicas y privadas trabajarán con equipos tecnológicos conectados a redes en nube, los cuales generarán flexibilidad en el manejo de datos y mayor movilidad laboral.

CEO más estratégicos: Los líderes empresariales invertirán más tiempo en entender e interactuar con sus clientes gracias a la automatización de procesos. Asimismo, al reducir la carga operativa trabajarán proyectos más efectivos en los cuales primará la innovación.

Ciudades más conectadas: El Internet de las Cosas (IoT) permitirá que las ciudades sean más eficientes, conectando su infraestructura a centros de control y generando mejoras significativas para sus habitantes en términos de movilidad, seguridad, salud y teletrabajo.

Publicidad segmentada y productos más exitosos: Con la masificación de Big data y la analítica, los datos de las empresas serán analizados para entender estratégicamente los gustos y características de los usuarios, logrando impactar a cada consumidor con campañas segmentadas, las cuales se realizarán según sus preferencias.

Área de Recursos Humanos más estratégica: La razón de ser del departamento de Recursos Humanos cambió. Gracias al uso eficiente de soluciones tecnológicas específicas, esta área buscará maximizar el talento humano, aumentando su sentido de pertenencia y facilitando su trabajo, potenciando el capital más valioso de toda organización: sus empleados.

Millennials más exigentes: El precio dejó de ser el factor diferencial para que los usuarios adquieran productos. Utilizando la tecnología se podrá clasificar y conocer mejor las preferencias de los consumidores en términos de productos o servicios presentes en el mercado.

Emprendimientos exitosos: Con la expansión del mundo digital y la infraestructura en la nube, la creación de empresas se dará fácilmente, logrando que estás trabajen de manera remota y efectiva, invirtiendo menos tiempo y reduciendo costos operativos, llegando a los usuarios de manera rápida y efectiva.

Más profesionales certificados: Gracias a la apertura del sector TI, con mayor frecuencia las empresas están requiriendo profesionales certificados en soluciones de negocio, ampliando el campo de acción de diversos profesionales en el mercado tecnológico.

El furor de la innovación: Los recursos que tradicionalmente se destinaban al mantenimiento de plataformas informáticas obsoletas se invertirán en generar productos innovadores y diferentes en el mercado, pensados en satisfacer continuamente a los usuarios.

Fuente: Corporateit

Cloud: La Transformación Digital de las PYMEs ya comenzó

Si leemos la prensa tecnológica especializada, asistimos a conferencias sectoriales o recibimos mensajes de los proveedores TI, habremos observado que de un tiempo a esta parte todos utilizan de manera recurrente el concepto Transformación Digital. Se invita constantemente a las empresas a transformarse digitalmente como única vía para asegurar su competitividad en el escenario económico y social actual. Sin embargo, muchas Pymes no se sienten aludidas y piensan que “esas son cosas de grandes empresas”.

El problema es que tal y como se plantea frecuentemente, da la impresión de que se propone un cambio demasiado brusco y la utilización de tecnologías muy complejas. Estas dos apreciaciones hacen que numerosas empresas asuman que “la cosa digital” no va con ellas. Sin embargo, aunque no se hayan parado a pensar en ello, lo cierto es que las Pymes llevan ya muchos años inmersas en una transformación digital en la que el último hito es el nuevo paradigma Cloud. Una nueva etapa que brinda a todas las empresas, independientemente del tamaño, la posibilidad de acceder a recursos TI que antes difícilmente podían encajar en sus presupuestos.

En realidad, la transformación digital surgió en el mismo momento en que nació la informática, y se refiere como concepto a la forma en que se generan, almacenan e interrelacionan los datos. Desde que en los años 70-80 las empresas empezaron a informatizarse (implantación de aplicaciones, servidores…), no han parado de transformarse digitalmente. De manera que es un proceso continuo que, de vez en cuando, se acelera por el surgimiento de tecnologías disruptivas. Es el caso de Internet, cuya aparición hace 25 años modificó muchas operativas empresariales gracias a la facilidad de conexión remota que ofrecía, el email, la creación de páginas web como arma comercial, etc.

La irrupción del Cloud es la tercera ola de esa transformación digital y, como las anteriores, será surfeada, tarde o temprano, prácticamente por todas las empresas; porque está al alcance de todas, y porque sus muchos beneficios no pueden ser desaprovechados. La tecnología Cloud ha hecho posible el SaaS (Software as a Service), un modelo que democratiza el acceso a los programas de gestión empresarial mediante, simplemente, su consumo inmediato vía web y el pago de cuotas mensuales a modo de alquiler. Libera a las Pymes de la incertidumbre de hacer en bloque grandes desembolsos en software y en toda la infraestructura hardware vinculada a este.

El atractivo y el éxito del SaaS reside en su robustez tecnológica, que es consecuencia de la madurez actual de la tecnología Cloud, y en su capacidad para dar respuesta a los retos que ha planteado la crisis en el tejido empresarial; esto es, poder hacer las inversiones productivas que se requieren, pero en un escenario de presupuestos constreñidos e incertidumbre de mercado con cambios continuos en la demanda. Hoy en día queda poco margen para la improvisación. En esta nueva realidad, contar con un ERP para monitorizar y planificar cada una de las operativas es imprescindible si se quiere ser competitivo. El modelo SaaS permite pagar y utilizar solo las herramientas que se necesitan. Así los módulos básicos de gestión y contabilidad pueden ir completándose con otros, dependiendo del perfil de la empresa: producción, POS…

El Cloud está marcando esta tercera ola de la transformación digital en las empresas con la que, gracias al SaaS, las Pymes están dejando de tener recelos a hora de invertir en un ERP. Tienen en su mano tecnología avanzada para integrar la gestión de sus distintas áreas en una única solución, sabiendo de antemano su coste y su impacto en los presupuestos. En cualquier momento, pueden aumentar o reducir los puestos de usuarios y los módulos contratados. Justamente la flexibilidad que demandan los nuevos tiempos.

Fuente: Directivos&gerentes

Pasos claves para migrar las Comunicaciones Unificadas a la nube

Las Comunicaciones Unificadas (Unified Communications) están empezando a moverse a la nube. Una encuesta reciente de BroadSoft predice que la penetración en el mercado de cloud se multiplicará por seis en los próximos cuatro años, pasando del 7% actual al 41% del total global de las comunicaciones unificadas en 2020.

Según Gartner, “el mercado UC-as-a-Service está pasando de la fase de ‘early adoption’ la ‘early mainstream’ para instalarse en las empresas. Y sin embargo, muchos equipos de TI siguen preocupados por los riesgos de la transición a la nube y preocupados por mantener la calidad de la experiencia de CU.

Esto es comprensible ya que cuando se migra una solución de comunicaciones unificadas a la nube, no sólo tiene que preocuparse por el rendimiento de su propia red interna, también por la red del proveedor de servicios de Internet yde la Internet pública que se encuentra entre la empresa y el servicio de comunicaciones del proveedor de cloud. Es bastante difícil controlar el rendimiento de la red interna, garantizando el rendimiento del ISP y de la Internet pública.

Por esta razón, migrar las CU a la nube es un reto mayor que mover otras funciones. Si se ha migrado el almacenamiento de datos a la nube y hay que esperar 30 segundos más para que un documento se descargue, no es el fin del mundo. Pero ¿qué pasa si durante una conferencia con un cliente importante y la red falla? Esto podría tener un coste económico.

A continuación, se indican cinco pasos para garantizar el éxito cuando decida migrar las CU a la nube:

Adoptar un enfoque híbrido: Pasar a la nube no es una propuesta de todo o nada. Muchas organizaciones adoptan un enfoque híbrido, migran algunos sistemas, mientras que continúa ejecutando otros en las instalaciones. Esto funciona para las comunicaciones unificadas. Puede ser ideal para algunas funciones moverse a la nube de inmediato, mientras que otras funciones, como el contact center, dejarlo en las instalaciones propias.

Las soluciones híbridas se aprovechan de la infraestructura local en la que ya han invertido y lo combinan con los servicios en la nube. Gartner señala que “la integración de las comunicaciones unificadas locales con servicios híbridos en la nube desempeñan un papel cada vez más importante”.

Antes de decidir qué migrar a la nube, conviene preguntarse si la conexión a Internet actual puede manejar el aumento de ancho de banda o la capacidad necesaria para las aplicaciones en la nube. Como mínimo, asegurarse que existe una conexión fiable con suficiente ancho de banda y nivel de servicio para cumplir con los requisitos de datos de la empresa.

Evaluar y probar: Es crucial hacerlo con los entornos propios antes, durante y después de la migración. aración y la calidad. En primer lugar, evaluar el rendimiento actual y crear un punto de referencia para saber lo que necesita para mantener una experiencia de calidad. Y hacer la prueba muchas veces simultáneamente utilizando diferentes modalidades-audio, vídeo y contenido compartido para ver dónde están los fallos.

Además, se debe probar pensando en el tamaño de la compañía y el número de empleados en el futuro, así como aplicaciones del futuro, como la videoconferencia de escritorio, que podría no estar utilizando ahora mismo.

Y no hay que olvidar realizar las pruebas todos los días. Las redes son seres vivos que cambian continuamente. Las redes, incluso las redes simples, son estructuras que crecen con el tiempo; Más dispositivos, más almacenamiento, más potencia y más reglas administrativas. Eso significa que la prueba continua es una necesidad absoluta.

Evitar la trampa de la prueba piloto: Es común realizar un piloto con, digamos, 500 usuarios para ver cómo va. Esto está bien y el piloto puede ser un éxito completo. ¿Pero qué sucede cuando entra en funcionamiento y se agregan otros 5.000 usuarios? Como mínimo, hay que asegurar que el proveedor de servicios dispone de los niveles adecuados de ancho de banda para tener en cuenta a todos los usuarios potenciales.

Supervisar de forma proactiva la calidad y el rendimiento: Cuando se supervisa de forma proactiva la calidad y el rendimiento de conferencias y llamadas, se pueden solucionar y aislar problemas de que la experiencia del usuario se vea afectada significativamente. En un entorno de nube híbrida, en particular, hay muchos equipos de vendedores distintos.

Esto significa que debe ser capaz de tomar datos de varias fuentes y unirlos para obtener una imagen completa de lo que está sucediendo. La gestión proactiva del rendimiento es en realidad más importante que nunca en el mundo moderno de la nube, al conocer los problemas potenciales de inmediato e incluso antes de que sucedan se asegura mantener una fuerza de trabajo eficiente y una experiencia positiva del usuario

Crear una estrategia a largo plazo, de la gestión de la experiencia del usuario y del rendimiento que soporte un amplio conjunto de proveedores: La mayoría de las organizaciones no están en una única plataforma de comunicaciones unificadas, sino que están en plataformas dispares de muchos proveedores. Por eso hace falta una solución holística de gestión de la experiencia de comunicaciones que pueda acomodar las diversas tecnologías de los proveedores, especialmente cuando se cambie de una plataforma a otra.

La evolución es inevitable y la nube es el lugar donde muchas organizaciones se dirigen.

Fuente: Corporateit

Transformación digital, ¿quién dijo que era fácil?

La transformación digital se presenta como el reto más importante para la competitividad de los países a medio y largo plazo, pero no todas las empresas están consiguiendo seguir el ritmo de adaptación al nuevo modelo, según concluyen diversos estudios.

Se ha escrito mucho sobre la transformación digital, una tendencia que inexorablemente está obligando a las empresas a replantearse sus procesos, e incluso sus modelos de negocio, y poner sobre la mesa cuestiones importantes, como el replanteamiento de las experiencias de los clientes, la reestructuración de sus formas de operar de forma más ágil, un uso eficiente de la información y los datos, sin olvidar la necesidad de que los empleados tengan las habilidades apropiadas.

Podríamos enumerar un sinfín de retos asociados a la economía digital que, según apuntan los estudios, provocará importantes cambios en todos los sectores, llegando incluso a hacer que algunos “sean irreconocibles en cinco años”, concluye Gartner en uno de sus informes.

Lo que está claro es que en el entorno actual hiperconectado, que nos ha trasladado a las un nuevo escenario competitivo, requiere de las compañías una respuesta y otra forma de hacer las cosas, y hace que la tecnología cobre relevancia en las empresas para que el negocio pueda evolucionar, y también pone a los equipos de IT en el punto de mira de todas las unidades de negocio.

En lo que respecta a las tecnologías que facilitan el tránsito ‘a lo digital’, todos los expertos coinciden en señalar que son Cloud, Big Data, Movilidad y la Tecnología Social, con una serie de tendencias que aceleran la innovación, como Internet de las Cosas, la robótica y automatización, la impresión 3D, la informática cognitiva, la seguridad de última generación y la realidad virtual.

La teoría bien, ¿y la práctica?

Entre tanto planteamiento teórico, tres informes recientes alertan de la lentitud con la que se está abordando esta transformación. La mayoría de los directivos comprenden su importancia pero no están preparados para afrontarla con rapidez a los ojos de Gartner, que acaba de publicar un estudio sobre el estado de esta cuestión en las mayores organizaciones mundiales.

“La tecnología está transformando los entornos empresariales, pero para muchas compañías está sucediendo demasiado rápido como para seguir el ritmo”, según la firma, que ha entrevistado a 396 líderes de grandes compañías de 30 países.

No sólo dice Gartner. Un estudio de YouGov, realizado a instancias de Appian y en el que participaron 422 ejecutivos de compañías que ingresan más de 1.000 millones de dólares anuales, subraya también que las empresas están yendo despacio hacia su transformación digital y apenas el 14% de las empresas consultadas ha migrado todas las áreas previstas al entorno digital, si bien casi la mitad (48%) ya ha culminado este proceso en algunos de sus departamentos.

BT dio a conocer los resultados de su CIO Report 2016 y en él se ponía de manifiesto que, aunque los directores de TI tienen claras las tendencias tecnológicas más disruptivas, “se enfrentan cada vez más al reto de encontrar tiempo para desarrollar soluciones creativas para el negocio”. En este sentido, el estudio confirmaba que el CIO dedica más tiempo a mantener los sistemas informáticos existentes que a buscar nuevas soluciones”.

En definitiva, todas las empresas reconocen que el cambio está marcado y no hay vuelta atrás, pero supone un reto para los departamentos de TI, en tanto que los presupuestos tecnológicos permanecen planos o crecen ligeramente, las exigencias son más y tenemos que ‘hacer más con menos’ y, además, facilitar los cambios tecnológicos y los procesos de negocio necesarios que faciliten e impulsen las estrategias digitales.

Fuente: CIO

Tecnologías para la Empresa: Más Innovación, emprendimiento y oportunidades

Cada vez son más y variadas las aplicaciones tecnológicas en las empresas de los más diversos tamaños. Innovación, emprendimiento y oportunidades parecen ser las claves.  

Cada día es más frecuente el uso de diversas tecnologías en los procesos industriales o productivos de diversas empresas a nivel nacional. Acelerar la producción, reducir costos, ser más eficientes y estar siempre en conexión con las necesidades de los clientes son solo parte de los objetivos por los cuales empresas de diversos tamaños están aplicando de manera creciente nuevas tecnologías a sus procesos productivos.

Innovación, emprendimiento, startups, economía digital, son palabras cada vez más comunes, no solo en el mundo de los negocios, sino que también en la vida cotidiana. Es que las nuevas empresas que han ido surgiendo al alero de las nuevas tecnologías se están convirtiendo cada vez más en motores determinantes para el impulso al desarrollo de los países y su economía.

Fundación Chile, dice que aunque todavía las pequeñas y medianas empresas tecnológicas y los innovadores TI tienen un rol menor en impulsar el progreso de los países, cuentan con un enorme potencial de cambiar la economía de naciones como Chile para no enfocarse en la materia prima, sino que en el conocimiento y la innovación. Buena parte de los startups que desarrollan TIC apuntan a distintos propósitos, desde facilitar las ventas en el retail hasta hacer más eficientes los recursos en la minería.

En Chile, la economía digital (manufactura de tecnologías de información, medios, tecnologías de información y telecomunicaciones) creció un 7% en 2015, llegando a representar el 3% del PIB del país. La participación en el PIB de nuestra economía digital es la menor de la OCDE, pero lidera en América Latina.

Las mayores brechas de penetración de la economía digital con respecto a otros países de la OCDE se observa en las pymes. La relación entre penetración digital y productividad en las empresas es muy fuerte, no solo para facilitar procesos, fidelizar clientes, o minimizar errores de registros de costos, sino también para acceder a nuevos mercados de clientes online.

Francisco López Balart, director de Operaciones de Tivit Synapsis explica que si se analizan los grandes cambios en los entornos empresariales de los últimos años es posible ver que ellos han venido de la mano con la evolución tecnológica.

“Las Tecnologías de la Información son cada vez más importantes en las empresas, estas son usadas para el apoyo y automatización de todas las actividades del negocio. Gracias a ellas, las compañías han conseguido obtener importantes beneficios, mejorando sus operaciones, aumentar considerablemente su eficiencia y reduciendo sus costos de operación lo que se traduce en un mayor y mejor servicios para sus clientes”.

Líder regional

Agrega que a nivel continental Chile tiene el crecimiento más maduro de la región en lo que respecta a soluciones Cloud. Sostiene que luego de ocho años en nuestro país, el Cloud vino para quedarse y hoy todas las empresas están pensando en cómo adaptar en alguna de sus formas el Cloud computing.

El ejecutivo explica que las empresas buscan adaptarse rápidamente a las nuevas tecnologías y a los beneficios que esta puede traerles, la búsqueda de plataformas más ágiles, eficientes y de bajo costo que puedan acompañar y beneficiar el negocio son la clave para pensar en soluciones del tipo Cloud.

En relación con el futuro y con el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas Francisco López Balart agrega que este estará enfocado a generar una mayor rentabilidad, mejorar el Time to Market, reducir los costos, tener más y mejores datos para la toma de decisiones en los negocios bajo los conceptos de Cloud Híbridas y Big-data.

Las cloud híbridas buscan la integración real entre el mundo de las Cloud Privadas y Públicas donde el principal objetivo es optimizar al máximo la eficiencia y costos para la empresa pudiendo tener a la mano lo mejor de los dos mundos a disposición del negocio.

Big Data es otra de las palabras que escucharemos mucho en los próximos años. Si se piensa en los grandes volúmenes de datos que circulan a nivel corporativo, información que generan los consumidores, entre otros elementos, han hecho que las empresas tomen conciencia acerca de poder acceder, analizar y agregar valor a la información para tomar decisiones oportunas para el negocio.

En cuanto a las áreas donde puede haber más posibilidades de desarrollo para este tipo de emprendimientos, los especialistas sostienen que es fundamental abrir las puertas al desarrollo de las TIC en las industrias estratégicas del país y concentrar los esfuerzos en los sectores que producen el mayor impacto en el PIB nacional. Desde el punto de vista de las Tecnologías de la Información, por ejemplo, la industria electrónica y la industria creativa son áreas interesantes de desarrollo. Se está potenciando también una interesante industria local de programas, videojuegos, animación y aplicaciones.

Desde el punto de vista de la biotecnología, que emplea la biología, química y procesos, también se aprecian oportunidades en la agricultura, pesca, ciencia de los alimentos y ciencias forestales, entre otras. También está el área de Internet de las Cosas y los dispositivos conectados al Big Data, que permiten transformar industrias completas como la automotriz, el hogar, los relojes, todo con el calificativo de inteligente.

Solidez local

En relación con el desarrollo de este tipo de tecnologías a nivel local con respecto a otros países de la región Francisco Hidalgo, consultor senior Inteligencia Digital de Dimacofi explica que junto a Colombia, Brasil y Costa Rica, Chile tiene uno de los más altos niveles de uso de aplicaciones tecnológicas. Según señala esto se debe al desarrollo y estabilidad de su economía, la cual conlleva a las aperturas de mercado, y trae como consecuencia soportar la expansión de compañías chilenas en el extranjero que requieren controlar de forma centralizada sus operaciones en distintos puntos geográficos, y también el ingreso de grandes holding extranjeros que requieren contar con sus aplicaciones tecnológicas globales.

En términos de la digitalización de la información el ejecutivo sostiene que en general Chile se encuentra en un buen nivel, ya que se han desarrollado políticas de estado para incentivar el uso de información digital (factura electrónica, firma digital, soluciones en la nube, por mencionar algunas) que impulsa a las compañías a seguir con esta tendencia.

“Tenemos un escenario positivo, pero es importante ofrecer al mercado soluciones que permitan a los clientes migrar a este nuevo mudo digital, hay sectores que están bastante atrasados y nuestro rol es aportar tecnología e innovación para ser parte de este proceso de cambio y modernización”.

Con respecto a la forma en que las pymes podrían acceder de manera más expedita a las aplicaciones tecnológicas, el ejecutivo de Dimacofi sostiene que este tipo de empresas apuestan a la contratación de servicios (soluciones tecnológicas en la Nube, dispositivos móviles, BPO), esto porque les permite disminuir sus costos, tiempos de respuesta, espacios de oficina, entre otras ventajas. Agrega que incorporar las tecnologías adecuadas, asesorados por empresas especializadas en estas tecnologías, les permite crecer, con un bajo costo de inversión inicial (HW, Soporte), con soluciones escalables e implementaciones rápidas y seguras.

Cloud Computing, el mejor recurso para el éxito de las Startups

La tecnología Cloud Computing o Computación en la Nube es el paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. Existen tres categorías principales de Cloud Computing: Software as a Service (Saas), Platform as a Service (Paas) e Infrastructure as a Service (Iaas).

Esta tecnología se caracteriza por ser elástica y flexible por lo que fácilmente puedo tener más o menos servicio según sea necesario pasando así de un costo de inmovilización de capital a un pago por lo utilizado.

La capa de Software as a Service requiere correr en una plataforma como servicio (bases de datos, sistemas operativos, etc.) que se montan sobre una infraestructura virtual (IaaS).

Escoger una u otra categoría dependerá de las necesidades específicas de la empresa, no obstante, en todos ellas existen una serie de motivos que podrían justificar el por qué una startup debería buscar el camino al éxito de la mano del Cloud Computing:

  •   Igualdad de condiciones: la Nube permite que las start-ups compitan con grandes empresas, ya que les proporciona recursos que tiempo atrás hacían imposible la competencia dado su costo.
  • Inversión inicial reducida: el modelo de pago más común en los servicios de Nube es “pay as you go”, lo que significa que se paga únicamente por lo que se consume. Así las startups pueden gestionar mejor las necesidades de inversión en IT, reduciendo las necesidades de financiación, como se ha dicho, y concentrar los recursos en el desarrollo de producto o servicio y en su comercialización. Asimismo permite realizar pruebas de concepto a bajo costo lo que redunda en evitar pérdidas de capital por propuestas de valor que no traccionan la demanda.
  • Mejora la eficiencia: pone a su alcance tecnología de vanguardia que puede marcar la diferencia en la optimización de los procesos, mejorando la experiencia para el cliente tanto interno como externo.
  • Aumenta la flexibilidad: se puede adaptar la inversión a las necesidades de la empresa en tiempo real, respondiendo así al propio ritmo de crecimiento de cada startup.
  • Ser global: con las posibilidades que nos ofrece internet hoy en día, muchas Starts-ups están comprendiendo que el mercado es global y que el Cloud permite lanzar, comercializar y sustentar negocios a escala mundial desde el primer momento.
  • Verdadera integración: la Nube permite tener servicios de proveedores especializados que respondan a las necesidades específicas de cada negocio.
  • Seguridad: los proveedores son de calidad World Class (Google, Microsoft, Amazon Web Services, etc.) y disponen de las mejores prácticas de la industria en materia de administración de procesos e información, contando con las mayores certificaciones (ISO 27001, SAS 70 tipo 2, Fisma, etc) auditadas por terceros globales como Deloitte, Ernst & Young, entre otros.

En resumen, cada vez más empresas se sienten atraídas por la seguridad, escalabilidad y efecto transformador del Cloud Computing. Estos sistemas proporcionan soluciones rentables que permiten ahorrar dinero en equipos, contratos de servicios y personal. Localizar toda la información en la Nube puede parecer un gran salto, pero es la dirección hacia donde se está dirigiendo el mundo empresarial. La revolución ya ha comenzado, la industria IT está cambiando… ahora es el momento para saltar hacia La Nube.

Mercado de Tecnologías para la Empresa

Cada vez son más y variadas las aplicaciones tecnológicas en las empresas de los más diversos tamaños. Innovación, emprendimiento y oportunidades parecen ser las claves.  

Cada día es más frecuente el uso de diversas tecnologías en los procesos industriales o productivos de diversas empresas a nivel nacional. Acelerar la producción, reducir costos, ser más eficientes y estar siempre en conexión con las necesidades de los clientes son solo parte de los objetivos por los cuales empresas de diversos tamaños están aplicando de manera creciente nuevas tecnologías a sus procesos productivos.

Innovación, emprendimiento, startups, economía digital, son palabras cada vez más comunes, no solo en el mundo de los negocios, sino que también en la vida cotidiana. Es que las nuevas empresas que han ido surgiendo al alero de las nuevas tecnologías se están convirtiendo cada vez más en motores determinantes para el impulso al desarrollo de los países y su economía.

Fundación Chile, dice que aunque todavía las pequeñas y medianas empresas tecnológicas y los innovadores TI tienen un rol menor en impulsar el progreso de los países, cuentan con un enorme potencial de cambiar la economía de naciones como Chile para no enfocarse en la materia prima, sino que en el conocimiento y la innovación. Buena parte de los startups que desarrollan TIC apuntan a distintos propósitos, desde facilitar las ventas en el retail hasta hacer más eficientes los recursos en la minería.

En Chile, la economía digital (manufactura de tecnologías de información, medios, tecnologías de información y telecomunicaciones) creció un 7% en 2015, llegando a representar el 3% del PIB del país. La participación en el PIB de nuestra economía digital es la menor de la OCDE, pero lidera en América Latina.

Las mayores brechas de penetración de la economía digital con respecto a otros países de la OCDE se observa en las pymes. La relación entre penetración digital y productividad en las empresas es muy fuerte, no solo para facilitar procesos, fidelizar clientes, o minimizar errores de registros de costos, sino también para acceder a nuevos mercados de clientes online.

Francisco López Balart, director de Operaciones de Tivit Synapsis explica que si se analizan los grandes cambios en los entornos empresariales de los últimos años es posible ver que ellos han venido de la mano con la evolución tecnológica.

“Las Tecnologías de la Información son cada vez más importantes en las empresas, estas son usadas para el apoyo y automatización de todas las actividades del negocio. Gracias a ellas, las compañías han conseguido obtener importantes beneficios, mejorando sus operaciones, aumentar considerablemente su eficiencia y reduciendo sus costos de operación lo que se traduce en un mayor y mejor servicios para sus clientes”.

Líder regional

Agrega que a nivel continental Chile tiene el crecimiento más maduro de la región en lo que respecta a soluciones Cloud. Sostiene que luego de ocho años en nuestro país, el Cloud vino para quedarse y hoy todas las empresas están pensando en cómo adaptar en alguna de sus formas el Cloud computing.

El ejecutivo explica que las empresas buscan adaptarse rápidamente a las nuevas tecnologías y a los beneficios que esta puede traerles, la búsqueda de plataformas más ágiles, eficientes y de bajo costo que puedan acompañar y beneficiar el negocio son la clave para pensar en soluciones del tipo Cloud.

En relación con el futuro y con el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas Francisco López Balart agrega que este estará enfocado a generar una mayor rentabilidad, mejorar el Time to Market, reducir los costos, tener más y mejores datos para la toma de decisiones en los negocios bajo los conceptos de Cloud Híbridas y Big-data.

Las cloud híbridas buscan la integración real entre el mundo de las Cloud Privadas y Públicas donde el principal objetivo es optimizar al máximo la eficiencia y costos para la empresa pudiendo tener a la mano lo mejor de los dos mundos a disposición del negocio.

Big Data es otra de las palabras que escucharemos mucho en los próximos años. Si se piensa en los grandes volúmenes de datos que circulan a nivel corporativo, información que generan los consumidores, entre otros elementos, han hecho que las empresas tomen conciencia acerca de poder acceder, analizar y agregar valor a la información para tomar decisiones oportunas para el negocio.

En cuanto a las áreas donde puede haber más posibilidades de desarrollo para este tipo de emprendimientos, los especialistas sostienen que es fundamental abrir las puertas al desarrollo de las TIC en las industrias estratégicas del país y concentrar los esfuerzos en los sectores que producen el mayor impacto en el PIB nacional. Desde el punto de vista de las Tecnologías de la Información, por ejemplo, la industria electrónica y la industria creativa son áreas interesantes de desarrollo. Se está potenciando también una interesante industria local de programas, videojuegos, animación y aplicaciones.

Desde el punto de vista de la biotecnología, que emplea la biología, química y procesos, también se aprecian oportunidades en la agricultura, pesca, ciencia de los alimentos y ciencias forestales, entre otras. También está el área de Internet de las Cosas y los dispositivos conectados al Big Data, que permiten transformar industrias completas como la automotriz, el hogar, los relojes, todo con el calificativo de inteligente.

Solidez local

En relación con el desarrollo de este tipo de tecnologías a nivel local con respecto a otros países de la región Francisco Hidalgo, consultor senior Inteligencia Digital de Dimacofi explica que junto a Colombia, Brasil y Costa Rica, Chile tiene uno de los más altos niveles de uso de aplicaciones tecnológicas. Según señala esto se debe al desarrollo y estabilidad de su economía, la cual conlleva a las aperturas de mercado, y trae como consecuencia soportar la expansión de compañías chilenas en el extranjero que requieren controlar de forma centralizada sus operaciones en distintos puntos geográficos, y también el ingreso de grandes holding extranjeros que requieren contar con sus aplicaciones tecnológicas globales.

En términos de la digitalización de la información el ejecutivo sostiene que en general Chile se encuentra en un buen nivel, ya que se han desarrollado políticas de estado para incentivar el uso de información digital (factura electrónica, firma digital, soluciones en la nube, por mencionar algunas) que impulsa a las compañías a seguir con esta tendencia.

“Tenemos un escenario positivo, pero es importante ofrecer al mercado soluciones que permitan a los clientes migrar a este nuevo mudo digital, hay sectores que están bastante atrasados y nuestro rol es aportar tecnología e innovación para ser parte de este proceso de cambio y modernización”.

Con respecto a la forma en que las pymes podrían acceder de manera más expedita a las aplicaciones tecnológicas, el ejecutivo de Dimacofi sostiene que este tipo de empresas apuestan a la contratación de servicios (soluciones tecnológicas en la Nube, dispositivos móviles, BPO), esto porque les permite disminuir sus costos, tiempos de respuesta, espacios de oficina, entre otras ventajas. Agrega que incorporar las tecnologías adecuadas, asesorados por empresas especializadas en estas tecnologías, les permite crecer, con un bajo costo de inversión inicial (HW, Soporte), con soluciones escalables e implementaciones rápidas y seguras.

Fuente: Emol